lunes, 28 de septiembre de 2015

Nuevo negro rock

Maduros en la composición y la definición del estilo, los Parteplaneta presentaron su último disco, Arcos.


El power trío formado por Farelli, Cena y Romero Bucca arrancó la gira de su tercer disco llamado Arcos. La vuelta de los locales fue en Tribus Bar&Arte el sábado 12 de septiembre con bandas y artistas invitados y la gira sigue con fechas en varias provincias.
“Una bola de energía que se va agrandando con una disposición muy sofisticada” podría ser una de las acusaciones que le caben al tercer material discográfico de los Parteplaneta, que se despacharon con un decálogo de canciones para completar Arcos (parido el 14 de agosto), el que esperan sea su disco bisagra.
El power trío radicado en Buenos Aires incluyó en esta placa sonidos que llegan desde familias estéticas como la electrónica y el trip hop (estilo Gorillaz, Massive Attack), por lo que los matices por los que se pasean las canciones son de lo más oscilantes: durante la misma pieza los climas se conjugan para sacarnos de ahí y ponernos en otro lugar.
Las experiencias que comprende el disco van desde el autoguardado en el departamento como estrategia compositiva, hasta las lecturas, observaciones y el ajuste de detalles mínimos como un loop por atrás, un cartel callejero como disparador y título de meses de trabajo.
El sucesor de El nuevo proceso (2012) fue presentado el sábado 12 en Tribus, en un show en el que se reunieron un grueso número de seguidores, de medios y también de artistas como Guiye Estrubia (que se presentó en la previa con un set corto de su fresco EP, Camping) y que fue seguido por Cazacuervos, que llegó desde Buenos Aires con su rock alternativo concreto presentando Abismos. Con la medianoche desarrollándose, el sampler de “Elevan millares” sirvió para que la banda se acomode con Fernando Romero Bucca colgándose el bajo, el Tano Luciano Farelli inclinando el micrófono con una mano y aguantando la guitarra con la restante y, coronado por la doble P enfrentada del logo, Manuel Cena a la batería.
Con los tres como negros espectros arranca el segundo track de Arcos, primera canción: “Sin rostro”, un riff definido con vuelo indie, la letra no se pierde ni de contenido ni de precisión en la confluencia con el sonido. La madurez de la banda se advierte en el éxito conquistado en la ejecución de estos temas compuestos a partir de una dinámica experimental, que no pierde de vista una impronta propia: la intensidad, incluso en momentos en los que la voz de Farelli avanza como un sonido más soft, habla también de un crecimiento como cantante, que habilita recursos para rozar sensibilidades acaso de un modo más íntimo.
El disco fue mezclado en Estudio Móvil (Los Ángeles) por Guillermo Porro y masterizado por Eduardo Bergallo (ingeniero de sonido de Soda Stereo, entre otros), detalles que lo hacen sonar impecable ya sea en sus facetas de mayor contundencia, de calma o, porque también las hay, de baile. Hasta hay espacio para una puesta estética a algunos pensamientos que el frontman expone en “Engrama”, a partir de un seguimiento al psicólogo español Enric Corbera, en las que se cantan nociones también muy del presente de la banda como “reprogramar”, “integrar” y, claro, “experimentar”.
La sunchalense cantautora Marilina Bertoldi (hermana menor de Lula, líder de Eruca Sativa) también se trepó al escenario de Tribus para cantar junto con los Parteplaneta en un show que, si tuvo una figurita repetida, fue la del cariño con el que el público los recibió. La gira sigue por todo el país, la revancha para quienes se perdieron el recital de local será el 2 de octubre en La Vieja Usina (Gregorio Matorras 861, ciudad de Paraná).

Publicada en Pausa #162, miércoles 23 de septiembre de 2015
Pedí tu ejemplar en estos kioscos