viernes, 2 de octubre de 2015

Clásico con identidad

Por Gastón Chansard

Según las pruebas iniciales del técnico Madelón, Unión podría recibir a su eterno rival con: Fernández; Brítez, García Guerreño, Sánchez y Zurbriggen; Affranchino, Martínez, Montero y Malcorra; Soldano y Riaño.
El entrenador de Colón, Darío Franco, a horas de enfrentar al eterno rival no confirmó los once titulares, pero en su primera práctica de fútbol probó con Broun; Garnier, Conti, Benegas y Clemente; Sperdutti, Poblete, Ballini y Ledesma; Ruiz y Guanca para intentar quedarse con el clásico.
Hay 22 apellidos que quieren entrar en la historia grande de nuestro fútbol, 22 apellidos que serán observados con lupa por cientos de miles de santafesinos en cada jugada en que les toque ser protagonistas, 22 apellidos que juegan en un terruño pasional y futbolero, 22 apellidos que habitan una identidad ciudadana tan profunda como el badén de La Rioja y Avenida Freyre.

Para los 11 apellidos tatengues, van estas 11 preguntas:
-¿Nereo Fernández será lo suficientemente consciente de que una noticia en Santa Fe impacta más si es tapa de El Litoral y es tratada en Notitrece?
-¿Algún pariente de Brítez le habrá contado que muchas veces Las Cuartetas, ahí en Boulevard y San Martín, le llenó el estómago a las 2 de la mañana?
-¿Sabrá García Guerreño que Guadalupe es un barrio de Santa Fe, y que hace muchos años uno de los paseos más típicos era mirar “¡las casas!” de la que fuera la zona más cara de la ciudad?
-¿Leonardo Sánchez sabrá que al decir Las Flores, Santa Rosa de Lima, El Pozo o Yapeyú está hablando de barrios populares de Santa Fe?
-¿Sabrá Zurbriggen que sus abuelos también se sentían orgullosos de regalar alfajores santafesinos?
-¿Le habrán contado a Facundo Affranchino que la Costanera fue, es y será nuestro paseo eterno?
-¿Martínez tendrá idea de que Miguel Torres del Sel, el ex Midachi, y Carlos Reutemann, el ex piloto de Fórmula 1, antes gozaban del respeto y cariño de toda la sociedad santafesina?
-Cuando pasa por la esquina de Almirante Brown y Obispo Príncipe, ¿se imaginará Montero que por una pelea de Carlos Monzón Santa Fe se paralizaba por completo?
-¿Sabrá Malcorra que Santa Fe tiene un templo que le rinde culto al pescado y a la amistad, llamado el Quincho de Chiquito?
-¿Le habrán contado a Soldano que el puente Colgante una vez se cayó y que cuando pasabas en el auto se escuchaba el crujir de los maderos?
-¿Riaño sabrá que un tal González Riaño es más conocido que él en esta ciudad?


 Y para los 11 apellidos sabaleros, también van estas 11 preguntas:
-¿Se habrá imaginado Broun que llegaba a una ciudad que tiene a la cumbia como banda sonora y a Villa Dora como escenario natural?
-¿Le habrán contado a Garnier que Los Palmeras son próceres vivientes que hacen flamear la bandera de nuestra cumbia desde hace décadas y que fueron el centro de la fiesta en el centenario de Colón?
-¿A Conti, de pequeño, le hubiese gustado cruzar la laguna Setúbal en aerosilla?
-¿El paraguayo Benegas sabrá que en La Americana están los mejores helados de Santa Fe?
-¿Cómo habrá reaccionado Clemente Rodríguez cuando le dijeron de tomar un porrón? ¿Se habrá imaginado que era una cerveza de litro y que en Santa Fe se toma como agua?
-¿Sabrá Sperdutti que en Santa Fe tenemos tres grandes parques para disfrutar de la naturaleza –Garay, Sur y Federal– y otro Parque para tomar lisos (vaso especial que contiene cerveza de barril) a cualquier hora?
-¿Sabrá Poblete que antes existía la línea “6” y la “7”, que los colectivos también los identificábamos por los colores, que en Blas Parera el “5” (negro) y el “3” (más blanco que rojo) eran patrones de ese asfalto, que el “8” (gris) y el “14” (marrón) se adueñaban de General Paz, que a Facundo Zuviría se la repartían entre la “1” (celeste y blanco), el “7” (rojo y marrón), el “18” (rojo), el “15” y “15 bis” (más rojo que blanco), y el “9” (azul y blanco)?
-¿Ballini habrá escuchado Carneviva con su delicada descripción del “Magnífico Alto Verde”? Y si la escuchó, ¿se habrá emocionado cuando el Tavo Angelini ferozmente canta… “Colón había ganado”?
-¿Ledesma tendrá noción de que somos miles y miles los que extrañamos un “Cantame, cantame Walter cantame un gol”, que ese jingle en pleno relato nos llenaba de esperanza para que el marplatense Saavedra grite el gol esperado?
-¿Alguien le habrá contado a Alan Ruíz que Ricardo Porta es el relator de la vida deportiva de esta ciudad?
-¿Le habrán contado a Guanca que hace varias décadas el Cine Mayo se llenaba, y años más tarde, en el mismo edificio de 25 de mayo al 3400, los pibes querían bailar rock en Plástico?


No hay más interrogantes, ya se viene un nuevo clásico, ahí están Unión y Colón, dos sustantivos propios que por suerte no terminan con “s” porque, de ser así, ambos nombres sufrirían el sello fonético del santafesino: la aspiración/decapitación de los plurales.

No hay comentarios: