miércoles, 30 de julio de 2014

Un fallo a favor de las cocheras

Una resistida resolución judicial habilita a las empresas Cam y Ponce a continuar con el estacionamiento semisoterrado en Parque Alberdi.


La Justicia habilitó la construcción de las cocheras subterráneas en el Parque Alberdi, por lo que el conflicto entre el municipio y los asambleístas que se oponen a las obras pasó a una nueva fase. Ahora el Ejecutivo local deberá entregar un nuevo informe sobre la posibilidad de que se introduzcan cambios en el proyecto original. Al mismo tiempo, los vecinos comprometidos en  la defensa del patrimonio público pidieron una “interpelación política” de los funcionarios que llevan adelante la cuestionada iniciativa.
Con caravanas, marchas y un acampe, una gran cantidad de vecinos se organizó para reclamar por el Parque Alberdi. Foto: Bárbara Favant.

En un fallo fechado el 23 de julio, el juez Eduardo Sodero rechazó el recurso interpuesto del Centro de Protección a la Naturaleza (Cepronat) y le dio 10 días a la Municipalidad para presentar un nuevo informe sobre la posibilidad de modificar el proyecto original de las cocheras semisoterradas en el Parque Alberdi.
El juez en lo Civil y Comercial de la 10º Nominación de Santa Fe resolvió rechazar el recurso contencioso administrativo sumario –apoyado en la ley 10.000 de intereses difusos– interpuesto por el Cepronat, que pretendía que se declaren ineficaces los actos y/o decisiones administrativas que habilitan la construcción del estacionamiento. (*)
Desde el 14 de junio, un acampe mantuvo suspendida la obra, que con el fallo de Sodero podrá continuar. Son 295 dársenas para vehículos equivalentes a 25 cuadras de estacionamiento medido. De los 15.245 metros cuadrados que tiene el parque, las cocheras ocuparían 7.280 de forma semisubterránea. En ese sector el terreno a nivel de superficie será elevado y se le hará una cubierta vegetal.
El fallo de Sodero obliga al municipio a dar un paso más antes de la reanudación de los trabajos: presentar un informe “fundado” sobre la factibilidad técnico-económica de introducir modificaciones al proyecto original, que fue adjudicado el año pasado a la UTE Park Centro SA conformada por Cam SA y Ponce Construcciones SRL (el contrato se firmó el 10 de febrero de 2014).
El juez solicitó precisiones sobre los siguientes puntos:
– Una mayor profundización del soterramiento a fin de que la elevación mínima no exceda de un metro cuadrado, minimizando el impacto visual.
– La reinstalación del Monumento a la Madre en su lugar original.
– La reconstrucción de la glorieta y el rosedal.
– La restauración y reinstalación del mástil.
– La reubicación dentro de la superficie a ampliar de las especies arbóreas que se extrajeron.
– Mayor densidad al manto de tierra vegetal proyectado para cubrir los taludes.
– Plantar más árboles nuevos.
– La viabilidad de modificar el régimen de explotación de las cocheras, imponiendo un cupo para pacientes del Cemafe, una vez que quede habilitado.

Las reacciones
La Asamblea Ciudadana en Defensa de lo Público rechazó el fallo del juez Sodero porque “se limita primariamente a un enfoque reducido sin tener en cuenta otras perspectivas, de índole de participación democrática y pacífica de la ciudadanía en derredor de estas disputas, en una causa de pública y notoria manifestación popular”.
“Seguimos reclamando el deber de custodia y preservación de los bienes públicos, que pertenecen a todos los santafesinos, por parte de los distintos funcionarios de todas las esferas de los poderes públicos”, reclamaron desde la asamblea. “Abogamos por una defensa de lo público, concepto construido democráticamente en esta reunión popular ciudadana, que no es otra cosa que una política pública que no privilegie intereses exclusivamente privados, sino del conjunto de la población, especialmente de los sectores más postergados”.
Tras el fallo, la Asamblea exigió una “interpelación política” de los funcionarios “que han puesto en juego el libre e irrestricto disfrute de los bienes públicos”, en referencia al secretario de la Producción de la Municipalidad, Pablo Tabares, quien tiene vínculos comerciales directos con la constructora Cam, una de las empresas beneficiadas con la licitación para las obras de las cocheras.

Dice un especialista en patrimonio
El arquitecto Carlos María Reinante escribió un artículo titulado Parque Juan Bautista Alberdi: construcciones que destruyen con críticas al proyecto de las cocheras. El especialista remarcó que el Parque Alberdi fue concebido durante la intendencia de Francisco Bobbio (1937-1941), “uno de los períodos más fructíferos de la historia urbana de Santa Fe”.
“Conservar el parque y su trazado original representa el principal argumento en defensa de su integridad”, sostiene Reinante, quien fue director de Patrimonio de la Municipalidad desde 2001 hasta 2008. “Ello no significa dejarlo librado a su abandono sino recuperarlo conforme a la esencia de su construcción histórica, es decir, aceptando las condiciones socio-culturales de su materialidad. (...) el mantenimiento del parque y su recuperación conforme a pautas consensuadas siguiendo técnicas en la materia, no significa oponerse a los naturales progresos que debe tener una ciudad”.
“Resulta desproporcionado y en cierto modo pueril el destino de la intervención; deben buscarse otras alternativas al acuciante problema de estacionamiento en el área central, posiblemente planteando soluciones más de fondo como lo han hecho otras ciudades. Por lo que no parece razonable enajenar parcial o totalmente el subsuelo de un espacio público para construir cocheras. (Decimos enajenar porque resulta eufemista pensar que en 30 años de usufructo privado, posiblemente prorrogables, se pueda hablar de usufructo público o de bien público)”.
“Atento a ello resulta a todas luces contrario al patrimonio y excesivo en sus implicancias culturales la idea de suprimir el trazado histórico del Parque Alberdi para adecuarlo a otros usos; desaparecería con ello un testimonio valioso que documenta una parte importante de la historia de los santafesinos para cumplir un destino vacío de significados”.
“De prevalecer la tesis reformadora, en el sentido de descartar la idea de conservar la estructura histórica del parque, cabría preguntar: ¿no resulta posible atemperar el proyecto? Hacer que los sectores nobles del parque (Monumento a la Madre, mástil y puerta urbana sobre el eje de calle Primera Junta, con sus caminos y glorietas) puedan conservarse y potenciarse con la idea de su puesta en valor. Del mismo modo, y en pos de seguir manteniendo la articulación del Parque Alberdi con la Plaza Colón, ¿no se pueden buscar formas de armonización que permita conservar la proverbial relación que existe entre ambos espacios?”.

En Pausa #138, miércoles 30 de julio de 2014. Conseguilo en estos kioscos.

Dos pasiones con la misma ilusión

Sabaleros y tatengues compartirán temporada en el Nacional B, pero no se cruzarán.


Allá por 1995 el país se encaminaba al suicidio económico y social con el comienzo del segundo mandato del menemismo. La muerte del hijo del “riojano”, su reelección y la explosión de la Fábrica Militar de Río Tercero fueron las tres noticias del año. En Santa Fe, la noticia más destacada era la vuelta de Colón a Primera División. Pasaron 19 años de aquel 29 de julio: Unión y Colón no militan junto en la Primera B Nacional desde aquel día en que los Negros le ganaron 3 a 1 a San Martín de Tucumán.
Madelón y Osella continúan al frente de las escuadras santafesinas, camino al ascenso.

Durante 19 años, Colón se mantuvo en Primera, mientras que Unión subió y bajó de categoría en dos oportunidades. El descenso del Tate en 2013, y del Sabalero en mayo, provocaron que ambos clubes se vuelvan a encontrar en el ascenso.

Así se juega
Al desgraciado reencuentro en el Nacional B se le puede ver un lado positivo: en la reestructuración que tendrá el nuevo torneo de Primera División, a partir de marzo de 2015, se sumarán diez equipos; ascenderán desde el Nacional y no descenderá ninguno de Primera.
Con esa disposición, Colón y Unión, como el resto de los habitantes de la máxima categoría del ascenso, aumentan notablemente sus chances de jugar en 2015 contra River y Boca, por ejemplo. La B Nacional –comienza este fin de semana [actualización: por la muerte de Julio Grondona se suspendió la fecha]– tendrá como novedad organizativa la incorporación de dos zonas. Tanto en la zona “A” como en la “B” habrá 11 equipos, y al cabo de dos rondas (ida y vuelta, todos contra todos y con una fecha libre cada equipo), los que finalicen entre los primeros cinco lugares ascenderán. Y si la campaña es muy mala, tampoco habrá que desesperar, porque la AFA también escribió en el reglamento de este torneo que no habrá descensos.

Caminos separados
Lo curioso de este torneo para Colón y Unión es que por primera vez no se verán las caras jugando en la misma categoría. El motivo es simple: los de Diego Osella serán parte de la zona “A” y los de Leonardo Madelón de la “B”.
Colón deberá enfrentar a Aldosivi, Argentinos Juniors, Boca Unidos, Douglas Haig, Ferro, Gimnasia de Jujuy, Guaraní Antonio Franco, Instituto, Nueva Chicago y San Martín de San Juan. Los viajes del Sabalero incluirán una visita a Mar del Plata, Corrientes, Pergamino, Jujuy, Misiones, Córdoba, San Juan y tres viajes a la ciudad de Buenos Aires (a los barrios de La Paternal, Caballito y Mataderos).
En la otra vereda futbolera de la ciudad, Unión jugará ante All Boys, Atlético Tucumán, Crucero del Norte, Huracán, Independiente Rivadavia, Patronato, Santamarina de Tandil, Sarmiento de Junín, Sportivo Belgrano y Temperley. Esto quiere decir que el Tate viajará una vez a Tucumán, Misiones, Mendoza, Paraná, Tandil, Junín, San Francisco, zona sur del conurbano bonaerense (Temperley) y dos veces a la ciudad de Buenos Aires (a los barrios de Floresta y Parque Patricios).
Con GPS en mano (y un fibrón también), entre idas y vueltas los muchachos de Osella recorrerán cerca de 12.892 kilómetros por las rutas de nuestro país, mientras que los de Madelón dejarán marcado en el velocímetro el número 12.090. Entre el primer fin de semana de agosto y mediados de diciembre (cuatro meses y medio) los clubes de nuestra ciudad habrán recorrido 25.000 kilómetros, visitado nueve provincias y la CABA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires), y jugado en 20 canchas rivales.

La preparación
Los antecedentes de Colón y Unión tienen demasiados componentes opuestos como para tratarlos de igual a igual en la previa a un torneo tan importante. Los puntos de coincidencia pasan por la obligación de ascender y la continuidad de los entrenadores.
El Sabalero llega a esta categoría luego de habitar durante casi dos décadas en Primera, pero con una realidad institucional y económica absolutamente deteriorada. Las secuelas de la era Germán Lerche terminaron con un descenso deportivo, aunque ese costo le valió a Colón la resurrección del valor de la identidad sabalera. Esa resurrección significó el armado de una Comisión Directiva con más amor al club que dinero en los bolsillos, el compromiso de pocos jugadores con experiencia y muchos pibes de las inferiores, y el trabajo a destajo de un cuerpo técnico sin pergaminos que estuvo a un partido de mantener la máxima categoría. Y si hablamos del hincha, desde las tribunas Colón volvió a ser un auténtico grande que sostuvo la ilusión hasta caer de pie en Rosario.
Hoy Colón está en un lugar que alguna vez habitó, pero que ya nada tiene que ver con aquel pasado tan oscuro de la década del 80 y principios de los 90. Aunque ya nadie gane con esa chapa que dice “yo soy de Primera”, el Sabalero sabe que el peso de su historia no le deja otra opción más que la de ascender, y por eso que la dirigencia se la jugó por un DT que mamó en corto tiempo el ADN rojinegro, los llenó de pertenencia a los más chicos y supo manejar a los más grandes para que sean líderes adentro y afuera de la cancha. Con poco dinero, vendiendo jugadores a la fuerza para poder afrontar el presente y apostando a un mix de experiencia y juventud, el nuevo Colón de Osella afrontará este torneo como una verdadera revancha por lo que no pudo concretar en la primera etapa del año.
La realidad del Tate parece estar alejada de lo que fueron las últimas dos temporadas deportivas. La de 2012-2013 terminó con un descenso inesperado al comienzo de ese ciclo y la última fue una triste película que tenía un final cantado: otro año en el Nacional. Lo que había sido un descenso (2013) en paz, y con aplausos, un año después se convirtió en un final de silbidos e insultos a jugadores y dirigentes. El hincha de Unión reaccionó luego de soportar una campaña que nunca terminó de entusiasmarlo, y mucho menos de ilusionarlo con la idea de volver a Primera.
Hoy Madelón carga en sus espaldas con la responsabilidad de comandar este barco y subir a los tripulantes que él mismo mandó a buscar. Esta vez, el armado del plantel para el ascenso tiene nombre y apellido, la dirigencia rojiblanca actuó con velocidad y el DT tuvo a sus jugadores apuntados en tiempo y forma. El ídolo tatengue no tendrá excusas para el armado del equipo, y desde este fin de semana deberá demostrar que es uno de los planteles más competitivos de la categoría y que tiene el peso de ser uno de los primeros en conseguir el ascenso.

Caras frescas

Los nuevos jugadores de Diego Osella, a pocos días de comenzar el torneo, son:
Arqueros: Jorge Broun (Dep. Antofagasta).
Defensores: Franco Lazzaroni (Newell´s), Guillermo Ferracuti (Newell's) y Wilfredo Olivera (Quilmes).
Volantes: Facundo Callejo (vuelve del préstamo a Gimnasia de Jujuy), Yamil Garnier (Sarmiento), Matías Ballini (Rosario Central), José David Leudo (Estudiantes) y David Ramírez (Millonarios).
Delanteros: Fernando Telechea (Quilmes), Raúl Becerra (Argentinos) y Cristian Pavón (Boca).

Las nuevas figuras que revisten en el plantel de Leonardo Madelón son:
Arqueros: Nereo Fernández (Argentinos Jrs.).
Defensores: Juan Avendaño (vuelve del préstamo a Talleres), Diego Barissone (vuelve del préstamo a Argentinos Jrs.) y Marcelo Cardozo (Aldosivi).
Volantes: Martín Fabro (Brown de Adrogué), Matías Soto Torres (vuelve del préstamo a Aldosivi), Fausto Montero (vuelve de préstamo a Arsenal) y Manuel De Iriondo (Atlético Rafaela).
Delanteros: Claudio Guerra (Defensa y Justicia), Enrique Triverio (Defensa y Justicia), Lucas Gamba (Independiente Rivadavia de Mendoza) y Franco Soldano (Unión de Sunchales).

En Pausa #138, miércoles 30 de julio de 2014. Conseguilo en estos kioscos.

Salió Pausa #138

El infierno en la Franja de Gaza, el conflicto por el Parque Alberdi, la crecida del río Paraná y su impacto en Santa Fe, Unión, Colón, Mundial Andando, Hugo & Los Gemelos, Divididos, la historia de Elena Moncada, las elecciones de 2015, el encuentro audiovisual Rebelión... y como siempre: el humor de Rebo y las columnas literarias de Pagés, Hechim, Callero y Coutaz.

Todos estos temas –y mucho más– en Pausa #138. Edición del miércoles 30 de julio de 2014. Conseguilo en estos kioscos.

martes, 29 de julio de 2014

Pausa #137 completo en pdf

Para acceder al archivo completo, en pdf, de la edición #137 del periódico quincenal Pausa, publicada el 16 de julio de 2014, click acá.

viernes, 25 de julio de 2014

El noreste tiene proyecto propio

Vecinos y organizaciones de Playa Norte, Bajo Judiciales y Bajo Gada presentaron al Concejo un plan urbano con el fin de afianzarse en el lugar y detener los desalojos.


En el noreste de la ciudad hay 250 familias asentadas hace 30 años en terrenos que el mercado inmobiliario ve con ansias de amplios réditos económicos. La propuesta oficial apunta a relocalizar las viviendas bajo distintos argumentos –incluso algunas fueron trasladadas en condiciones que rozan lo indigno–, pero los vecinos se organizaron y presentaron su propio proyecto de urbanización. De esta manera, bajo la figura de Iniciativa Popular (prevista en el artículo 89 bis del Reglamento Interno del Concejo Municipal), representantes de los barrios Playa Norte, Bajo Judiciales, Los Quinchitos y Bajo Gada dieron a conocer el proyecto de ordenanza que ingresaron al Concejo Municipal junto al Anteproyecto de Urbanización de los barrios del Noreste. Los vecinos cuentan con un amplio respaldo social, además son asesorados por el Centro de Salud Setúbal y las organizaciones Manzanas Solidarias, Tramas, MOI y Canoa.
Las tierras que habitan las familias pertenecen a distintos dueños y están localizadas en un sector definido por el polígono limitado al Este por la Laguna Setúbal, al Oeste por la Avenida General Paz hasta Callejón Funes, al Norte por el humedal de la laguna y al Sur por el terraplén French.
Años de trabajo participativo, relevamientos y talleres respaldan el anteproyecto, cuyo título es “La lucha por el derecho a la radicación desde los procesos de producción social del hábitat”. Lidia Aranda, vecina de Playa Norte, destacó que el trabajo “plantea una organización de ciudad para que no nos saquen. Hace años que la Municipalidad nos quiere mandar a otro lado y queremos mostrar que tenemos un proyecto de urbanización y buscamos mejorar el barrio. Vinieron a querer sacarnos sin ninguna justificación, dándonos dinero. El primer antecedente fue el traslado de varias familias a barrio Las Lomas, luego llegó la construcción precaria de Los Quinchitos, adonde fueron a parar otras 18 familias en 2011”, recordó. “Convivimos con terrenos inundables que fuimos rellenando y podemos seguir viviendo ahí. Queremos quedarnos acá porque tenemos sentido de pertenencia, además las opciones que nos ofrecen tampoco son buenas: no podemos ir a vivir a una habitación de cuatro por tres sin baño, cuando en mi casa tengo dos habitaciones, cocina y comedor”, añadió Lidia.
Desde 2005, cuando mediante la ordenanza 11.197 se aprueba la propuesta de extender la costanera y “erradicar el asentamiento”, los vecinos conviven con la incertidumbre que producen las amenazas de ser desterrados de su lugar, opacando los proyectos de progreso y mejora en la calidad de vida. El simple y milenario acto de plantar un árbol se torna estéril cuando regularizar la situación no depende de ellos sino del proyecto urbanístico e inmobiliario que planea el gobierno de turno. La historia de amenazas, desalojos forzados y derribamientos de viviendas indica que prima la erradicación como política persistente.
Los tres barrios –Bajo Judiciales, Playa Norte y Bajo Gada– se ubican dentro de un anillo de defensa que los rodea y define la desembocadura del agua tras el terraplén French, un sistema inconcluso de desagües pluviales de Guadalupe. Esto hace que algunos vecinos sufran problemas de inundación, en especial cuando se suman lluvias copiosas a la crecida del Paraná. La manutención de casabomba ubicada en el último terraplén es cuestionable, pero cuando funciona la situación de la zona mejora notablemente. En tanto, la provisión de servicios domiciliarios es deficiente y el denominador común es la informalidad con la que se resolvió cada caso. La red de agua potable es precaria y algunos vecinos tienen perforaciones a napas contaminadas.
“Acá hay relaciones sociales con los lugares de trabajo, con el centro de salud, con las escuelas, parroquias, clubes e instituciones. Este sector se fue construyendo con personas que necesitaban un lugar mejor para vivir, venían desde Chaco y localidades como Alejandra y San Javier, buscaban su sustento en la laguna Setúbal ya que muchos de ellos son pescadores. Otros se dedican a la cría de animales y al cirujeo. Prima un derecho humano que atraviesa todo tipo de solicitud: el derecho a la vivienda y al hábitat en un lugar que la ciudad no veía. Después de muchos embates se llega a esta instancia propositiva, con un proyecto que dice que todo es posible, sin necesidad de que la gente se tenga que mover. Tras la presentación en el Concejo, contamos con el apoyo verbal de ediles de todos los bloques”, sostuvo Liliana Berraz, de Manzanas Solidarias.

Propuesta propia
Los ejes del anteproyecto apuntan, en primer término, al reciclaje de suelo urbano. En este sentido, la propuesta se centra en la conformación de manzanas según los agrupamientos de viviendas ya existentes y en continuidad con el amanzanamiento consolidado del sector noreste; medición y subdivisión de lotes con las medidas adecuadas para cada familia que ya habita en el sector; definición y consolidación de un límite de crecimiento urbano en sectores del barrio no adecuados para construir viviendas; relleno de terrenos o elevación de las viviendas en las zonas de cotas más bajas.
En cuanto al suelo sin uso en tierras privadas, se propone la creación de nuevos lotes y construcción de conjuntos de viviendas colectivas, priorizando las familias con problemas de hacinamiento.
Respecto a la conectividad, se establece la apertura de nuevas calles de acceso vehicular y mejoramiento de las existentes; adecuación de calles peatonales de acceso común; iluminación, desagües pluviales y acceso a los servicios públicos, además de consolidación de los frentes de vivienda sobre caminos de acceso y como referencia de los domicilios particulares.
Finalmente, se busca acondicionar los espacios verdes para la construcción de paseos y plazas protegiendo la biodiversidad. Se apunta a la constitución de espacios comunes para el acopio y selección en beneficio de quienes viven del reciclaje. También se destinarían espacios comunes para la realización de huertas y cría de animales. Los espacios comunitarios para actividades culturales, educativas y sociales también están previstos.
Los vecinos del noreste llevan muchos años afianzados en un lugar del que lógicamente
no quieren irse, y mucho menos por la fuerza. Fotos: Pablo Bertoldi

Desde la organización Tramas explicaron que “la propuesta tiene tres componentes básicos: uno es el de regulación de la tenencia de la tierra que los vecinos han ganado con su trabajo, amparados en diversos elementos normativos que van desde leyes nacionales como la 24.374 para la Regularización dominial, pasando por artículos de nuestro viejo Código Civil vinculados a la usucapión, es decir la adquisición de la propiedad por el paso del tiempo, ocupando de manera pacífica, de buena fe, abierta y pública, hasta derechos de carácter constitucional y tratados internacionales. Hay un conglomerado de derechos que respalda la legitimidad de la tenencia de la tierra por parte de estos vecinos, por lo tanto se está vehiculizando la idea avanzar hacia una regularización dominial previa expropiación, considerando que tiene un fin de bien público. En segundo lugar, el proyecto de ordenanza tiene que ver con la gestión de las mejoras que necesita el barrio, donde se plantea una preeminencia del proyecto de urbanización elaborado por el propio barrio, aprovechando los conocimientos locales de los habitantes. Un tercer momento es la generación de una mesa de diálogo, una instancia participativa institucionalizada generando una profundización en la evaluación de otras instancias antes de poner en práctica, por ejemplo, las estrategias de relocalización. Las situaciones son muy diversas y siempre hay otras alternativas posibles antes de romper un proceso social que además tiene de un significado vivencial y económico, un proceso social de construcción de la identidad de estos barrios que merece ser respetado y evaluado en todas las alternativas antes de optar por otras más violentas”.

Un “suelo apetitoso”
En un tramo del anteproyecto se reconstruyen los principales perjuicios de la inseguridad de la tierra al que se ven sometidos hace décadas los vecinos del sector, así como los principales aspectos de las políticas expulsorias impulsadas desde el Estado a nivel local, desde que los terrenos fueron acaparando atractivo para el negocio inmobiliario, hasta la presentación del proyecto de ordenanza por parte del Ejecutivo Municipal bajo el mensaje 66/12.
María Paz Coniglio, del MOI, puntualizó que se estableció la zona como ‘de urbanización futura’ con el indicador de Residencial 4. “Esto datos de la realidad implican que ante la propuesta del municipio de relocalizar a quienes estaban habitando la zona para que este suelo apetitoso para el mercado inmobiliario fuera la excusa para expulsar, los vecinos y las organizaciones plantean la factibilidad de urbanizar considerando la necesidad de realizar obras públicas. En el anteproyecto ponemos conocimientos técnicos específicos en términos de arquitectura y jurídicos, junto al conocimiento de los vecinos, quienes habitan cotidianamente su barrio. Esto implica la participación del Estado. Y nuestra idea es poner sobre la mesa otro proyecto frente a ese planteo de un reservorio que no considera el derecho de permanencia de vecinos que están hace 30 años, porque debería ingresar otro sector social debido al valor inmobiliario que tiene la zona. Para ello, planteamos constituir una mesa de diálogo con el Estado donde el anteproyecto sea el elemento para poder pensar ese plan de mejoras y urbanización como eje para garantizar la radicación y el mejoramiento del barrio y sus viviendas”.

En Pausa #137, miércoles 16 de julio de 2014. Conseguilo en estos kioscos.

¡Truco! a la radio

Poker de Sotas y Todos tienen que ocultar menos yo y mi mono, en el éter de la 91.9.


Así como sucede con su acontecer sonoro, durante la noche los pasillos de la Radio de Noticias se atestan de situaciones que no se pueden hilvanar con facilidad: la entrada de El Harlem (la cocina) tiene un cartel en el que se lee “Prohibido fumar fuera de este recinto”, una más entre la lista de reglas que organizan el Póker de Sotas, un garito clandestino confundido con programa de radio conducido por una baraja de personajes. Espada, Basto y Copa ya están rotando la voz hace 32 minutos, batiendo con relax la mezcla y comentando con lógico regocijo los siete goles alemanes. Oro acaba de llegar, está descompuesto del estómago hasta que entra al estudio de transmisión y se convierte en Amuchástegui, que no está enfermo. El Barman, que ejerce con gran oficio la operación técnica del programa, recibe llamados de los parroquianos, se hace señas con Basto y sube un tema de Willy Crook para ir a tanda. Durante las tandas todos se escapan automáticamente al Harlem a puchear y a buscar los mates; invisible, una radio sintonizada con ellos no les es necesaria para saber cuándo deben volver a sentarse al micrófono.
El elenco de Póker de Sotas.

Durante la partida 250, mientras el abuelo Hugo adelantaba su presentación en el Cine América (fue el jueves 17) con Hugo y los gemelos, me enseñan la contraseña que cada quien que llega debe repetir: “Vengo a matar al conductor”. De cualquier manera, el conductor tiene la capacidad de resucitar de lunes a jueves desde las 22.00 hasta la medianoche. Un cuestionario de cuarenta preguntas es lo que sucede después de invocar el enunciado clave y de sacar una carta del mazo: La tierra y su gente, pormenores del uso del bidet e interrogantes psicoanalíticos encubiertas (o no) van delineando un perfil del entrevistado que el Croupier va recitando.
A todo esto, ya hay tres muchachos que afinaron sus criollas entre sí, pero que antes charlan disconformes acerca de las reformas en el plan de obras de Parque Alberdi, a sabiendas de que deberán sostener la resistencia. En “El abuelo records”, estudio de grabación en vivo de Hugo, se cruzan dos guitarras haciendo sonar una canción que acaba de ser compuesta y que habla del romance de un hombre con la nostalgia respirada a partir de los paisajes de su litoral que es talado y drenado a la medida de las necesidades inmobiliarias. Javier Bonatti, Lautaro Ruatta, Alan Valsangiacomo y Martin Pedretti son sus nombres de todos los días, comandados por Claudio Chiuchquievich, que los viernes durante el mismo horario y por la misma estación acompaña a Ale David en una propuesta hermanada con el Póker: Todos tienen algo que ocultar, menos yo y mi mono.
Melómano confeso, David se pasa la semana explorando su colección de vinilos de más de 400 ejemplares para tener qué pasar en su programa que sale por la 91.9, y que “nace del tema de los Beatles (Everybody’s got something to hide except me and my monkey, obvio), en el que yo sería Lennon y el mono Yoko, así que en el programa adoptamos  esa política de desnudar nuestras intenciones”. Más allá de esto, la propuesta es simple: Ale elige un par de canciones, cuenta a qué historia personal o anécdotas lo devuelven y un invitado que semana a semana varía hace lo propio con otro puñado de temas. Un rato de charla, audiencia de las músicas y la voz la toma a cargo el Chuka (Chiuchquievich) para abocarse a la lectura de poesía y literatura en general seguido “de una síntesis de lo que él va escuchando durante el programa y hace un balance o una narración de todo aquello. Es muy bueno lo que hace porque cuida mucho las palabras que usa, cosa que creo que es de valorar si ponemos el ojo sobre cómo utilizan el lenguaje en los medios hegemónicos”, opina Ale para Pausa.
El show radial de Alejandro David siempre es garantía de la mejor selección musical. Foto: Pablo Bertoldi.

El teatro independiente durante la dictadura, cómo fue la radio en los 60 o las fuentes directas sobre las que se han compuesto los hits del ámbito rockero local contemporáneo son algunos de los casos que fueron componiendo una suerte de reconstrucción de la historia de experiencias artísticas santafesinas. El cruce de los lenguajes que manejan personajes que proceden de clases sociales opuestas, de la literatura con la música y de las voces de la que es capaz una misma boca son algunos de los ejercicios que se practican en procura de darle otra forma a los contenidos, de moldear nuevas maneras de comunicar.

También en cine
Tras un año de clases de batería con el Mono Farelli, Ale debió interrumpir aquello debido a otro proyecto que los acabó involucrando a ambos, pues Sesenta y cinco Setenta y cinco Comarca Beat (largometraje documental musical acerca de las bandas originarias del rock locales y de la zona) está a su cargo en la dirección y está en proceso de finalización.

En Pausa #137, miércoles 16 de julio de 2014. Conseguilo en estos kioscos.

Escolazo zodiacal


Aries
Mes prometedor en su laburo, energías renovadas, nada se interpone con sus deseos. Estará de vacaciones.

Tauro
Insomnio, vuelva al onanismo: no produce daños a corto o largo plazo, es una práctica normal, antiestresante.

Géminis
Durante su vida comió más mierda que Mascherano y ni siquiera es bueno en algo. Toda esta situación lo lleva a vender ollas Essen. Al final es feliz.

Cáncer
Deberá tomar decisiones. No siempre se consigue lo que desea. Ojo con las incontinencias en el trasporte urbano.

Leo
Dolores de cabeza por el stress mundialero. El sexo es una de las nueve razones por las que vale la pena reencarnar. Las otras ocho son irrelevantes.

Virgo
Trabajo estupendo, incluso es posible que cobre. Un síntoma de proximidad a una crisis nerviosa es creer que tu trabajo es tremendamente importante.

Libra
Mes literal: decide ponerle pimienta a su relación y eso le trae problemas en la piel. Prácticas esotéricas los sábados.

Escorpio
Recuerde la frase del gran Frank Zappa: la música pop ha hecho más por el sexo oral que ninguna otra cosa.

Sagitario
Es un momento oportuno para emprender un viaje y  ser parte de las postales que admira.

Capricornio
Dudas universales sin respuesta: ¿por qué si elijo la caja rápida, el cajero cambia el rollo de tickets?

Acuario
La castidad es la menos natural de todas las perversiones sexuales. El trabajo lo sorprenderá una mañana y no habrá más remedio que hacerle frente.

Piscis
La influencia lunar le permitirá entender la serie de Fibonacci y las películas de David Lynch.

En Pausa #137, miércoles 16 de julio de 2014. Conseguilo en estos kioscos.