jueves, 26 de febrero de 2015

Se lanzó la carrera por la intendencia

Hay 13 precandidatos inscriptos para las Paso. El Frente Progresista, el PJ y el Frente Renovador van a internas. Pignata es el candidato del PRO y la izquierda va dividida. Aquí, todos los nombres.

Durante 2015 se renovarán autoridades municipales. El calendario está definido: el 19 de abril se desarrollarán las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso) y el 14 de junio las elecciones generales. Las listas están presentadas: ya se conocen los candidatos a intendente, con sus respectivos concejales.
Selfie oficialista en el lanzamiento de la campaña del intendente Corral y el concejal Simoniello.

El Frente Progresista Cívico y Social propone dos precandidatos. Por un lado, el actual mandatario José Corral (UCR), quien buscará su reelección acompañando al jefe del partido y precandidato a gobernador Mario Barletta. Su lista para el Concejo la integran el actual titular del cuerpo, Leonardo Simoniello (UCR), la secretaria de Educación municipal Rossana Ingaramo (UCR) y en tercer lugar Franco Ponce de León (ARI). Por otro lado, dentro del oficialismo, el sector de Miguel Lifschitz impulsa a Pablo Farías (PS), ex secretario provincial de la Coordinación de Seguridad en Competencias Deportivas, para competir con Corral, como ya sucedió en 2011. Su lista de concejales la integran dirigentes de diferentes partidos: Sergio Basile (del sector radical que responde al vicegobernador Jorge Henn), Mariano Granato (PS) y Ana María Gringiani (Pares).
Sebastián Pignata, hasta ahora concejal del PJ, decidió pintarse de amarillo: será la carta fuerte de Unión PRO-Federal para competir en la ciudad y su postulación forma parte del acuerdo entre el macrismo y Producción y Trabajo, el brazo político de UPCN, que además del intendente santafesino también colocó cuatro candidatos en la lista de diputados de Miguel Torres del Sel. A Pignata acompañan Ignacio Martínez Kerz, Lucas Maguid, Cecilia Leiva y Héctor Acuña como candidatos a concejales.
En busca de la intendencia, el concejal Pignata saltó del PJ al PRO.

En el Frente Justicialista para la Victoria también hay cuatro opciones. La obeidista Silvina Frana, actual concejala y ex diputada provincial, será precandidata del postulante a la gobernación Omar Perotti. Su lista de concejales la encabezarán Alejandra Obeid, María Eliana Neponupceno y Guillermo Pérez Rossi. Por el sector del presidente de la Cámara de Diputados, Luis Rubeo, proponen a Carlos Felice como intendente y a la diputada provincial Marcela Aeberhard, ex 100% Santafesino, ahora en las filas del rossismo, para encabezar la lista de concejales, seguida por Juan Cesoni y Guillermo Obeid. También se anotó para las Paso, por el espacio “Juntos por Santa Fe”, Mario Lescano para el Palacio Municipal y Javier Navarro y Oscar Yódice como ediles. Y por la lista “Pueblos Unidos”, Nicolás Rossettón acompañado por Fabián Montiel y Víctor Venencia para el Concejo.
El Frente Renovador, que lidera a nivel nacional Sergio Massa y que impulsa una interna para la Casa Gris entre el diputado nacional Oscar “Cachi” Martínez y el ex titular de la Federación Agraria Eduardo Buzzi, también tiene internas, pero entre tres candidatos. Los ex nadadores Fernando Fleitas, con María Luz Balbastro encabezando la lista de concejales, y Diego Degano, con el actual edil Cristian Huser como primer candidato para renovar su banca, encabezan las preferencias. También se postula, por el espacio Austeridad Vecinalista, Eduardo Acquavita para la intendencia, junto a Juan Manuel Alonso y Anahí Vignau en la lista de ediles.
Dos ex nadadores (Degano y Felitas) animan la interna del massismo en la ciudad.

Acompañando la candidatura a diputado provincial del periodista Carlos del Frade, el Frente Unidad Social y Popular impulsa como candidato a intendente a Carlos González, trabajador de la cooperativa Naranpol y para el Concejo a Graciela Cueva y Homero Ramírez.
Por su parte, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (conformado por el Partido Obrero y el Partido de los Trabajadores Socialistas) propone como futuro intendente a Germán Lavini y a Pablo Vallejo como primer concejal.
Por último, el Frente de la Cultura, la Educación y el Trabajo lleva como precandidato a intendente a Aldo Luis Regali y como ediles a Leandro Echeverri y Carolina Muñoz.

La hora de las celebridades
Entre otras curiosidades, este año aparece como precandidato a senador por el departamento La Capital Marcos Castelló, cantante del grupo de cumbia Kaniche, quien participa del espacio de Agustín Rossi y enfrentará en las internas del 19 de abril al secretario general de Sadop Pedro Bayúgar. Por el mismo cargo, pero en la interna del Frente Progresista, hará su debut electoral el periodista Emilio Jatón, quienn enfrentará al actual senador Hugo Marcucci (UCR).

miércoles, 25 de febrero de 2015

Imágenes de una jornada pasada por agua

En Santa Fe cayeron 200 milímetros en diez horas y muchos barrios volvieron a inundarse. El registro oficial del municipio, a las 13.30, indicaba que en el Hospital de Niños llovieron 106,5 mm, en el Palacio Municipal 124,4 mm, en Alto Verde 125,6 mm y en el CIC de Facundo Zuviría 200,25 mm. La intensidad máxima fue 177 mm/h a las 9.05. Aquí compartimos algunas imágenes registradas esta mañana.

Parque Alberdi (Foto: Laura Pérez)
Barrio Chalet (Foto: colectivo de acción territorial El Cuco)

Facundo Zuviría y Espora (Foto: Radio Nacional Santa Fe)

Domingo Silva y 1º de Mayo (Foto: Pablo Crippa)

Blas Parera y Gorriti (Foto: Nacho Zeta)

Santa Rosa de Lima (Foto: Macelo Bravo)

Barrio Los Ángeles (Foto: colectivo de acción territorial El Cuco)

Subcomisaría 14 (Foto: Vecinal Peñaloza Norte)

Reutemann: justicia, poder e impunidad

Oportunistas en el manejo de los tiempos, Macri y Reutemann sellaron un acuerdo electoral y proponen volver al neoliberalismo. En la provincia persiste una vieja incógnita: ¿por qué ningún partido se le anima al Lole?


En días de movilizaciones por la impunidad y la justicia, la reaparición de Carlos Reutemann (con explosivo primer plano en el 18F y programada foto en redes sociales junto a Mauricio Macri, después) puede hacer recordar a republicanos y no tanto una indestructible verdad de facto: el Poder Judicial es del Estado; jamás es ni puede ser independiente.
No sólo se puede observar la eficacia de esa sencilla afirmación en las ahora tan mentadas relaciones entre jueces, fiscales y servicios de inteligencia, sino también en las obvias e inevitables preferencias partidarias e ideológicas de los magistrados, exhibidas tanto en los fallos como en las dilaciones de las sentencias. Recuérdense, por enumerar algunos pantanos de expedientes tribunalicios, las denuncias del fallecido fiscal Nisman a Mauricio Macri y al “Fino” Palacios por las escuchas telefónicas a familiares de víctimas del atentando a la AMIA, o las innumerables zancadillas para demorar la aplicación de la Ley de Medios, o el letal autoritarismo de los jueces que impiden abortos no punibles. Si quiere, súmense en la lista a Boudou y Vanderbroele, la venta de armas a Croacia y Ecuador, los asesinatos del 19 y 20 de diciembre de 2001 y el sobreseimiento de Fernando de la Rúa.
Sacando a María Julia Alsogaray y Ricardo Jaime, agregue en la lista estrictamente lo que prefiera, pero no deje de entender que la interrelación entre el poder político partidario y la Justicia se revela a lo largo de nuestra historia en todo tipo de hito posible, también los que nos llenan de orgullo, como el Juicio a las Juntas o la más reciente reanudación de los juicios por la represión, una vez levantadas las leyes de impunidad. Sin el acuerdo de los partidos estas instancias judiciales jamás hubieran alcanzado el mero rango de la posibilidad. A la inversa, cuando el poder partidario elije crear un marco de inmunidad, no hay ley, fiscal, juez o denunciante que pueda generar resultado alguno. Y allí está una de las más sólidas causas por las que todavía hoy seguimos estando pendientes de las acciones del senador Reutemann.
Ser neoliberal es lícito. Es correcto, si se es neoliberal, privatizar el servicio público de aguas y el banco de la provincia, descontarle el 13% del sueldo a todos los empleados públicos en medio de la peor malaria de la historia reciente –bajo el lema “si el mayor gasto es en sueldos, achiquemos los sueldos”– o reducir la inversión pública en salud y educación casi a nivel nulo. Esa es una discusión política que se puede entablar con el senador Reutemann respecto de sus gestiones en el Ejecutivo provincial. Se puede decir: las privatizaciones fueron completamente ruinosas, los hospitales y las escuelas quedaron knock-out y policías, maestros y empleados públicos fueron hundidos en la pobreza. En ese punto, no hay problema en términos de justicia, ni de legalidad o legitimidad. Es simplemente un señor neoliberal al que hay que vencer en las urnas.
Ahora bien, otra cosa sucede cuando nuestro buen señor neoliberal nombra como magistrado en la Corte Suprema de Justicia a su primo, Rafael Gutiérrez, todavía orondo en su poltrona. O cuando designa en el área de seguridad, durante su primer mandato, a un teniente coronel (Rodolfo Riegé) acusado de 40 desapariciones durante la dictadura, para luego refrendar la línea en el segundo mandato poniendo en la misma Secretaría a un agente civil de la SIDE incorporado a la tarea en 1976 (Enrique Álvarez), todo esto sin tener en cuenta al ministro multifunciones Juan Carlos Mercier, de amplio currículum como funcionario de dictaduras.
Otra cosa sucede cuando en tu provincia se desata una represión a todas luces organizada, con un saldo de nueve víctimas, como la del 19 y 20 de diciembre de 2001. Otra cosa sucede cuando en tu ciudad entra el río para llevarse 158 vidas y lo máximo que podés decir es “a mí nadie me avisó”. Como si fuera un niño y no un gobernador, como si ese supuesto no saber lo disculpara de su responsabilidad, en lugar de agravarla todavía más.
Como si sólo hubiera sido un buen señor neoliberal, Reutemann muy pocas, poquísimas veces es interpelado en los medios de comunicación –nacionales y, ¡oh, vergüenza!, locales– respecto de su afinidad con los represores y su eficacia en la producción de cadáveres. Y buena parte de ello se debe a que todo –todo– el arco político partidario de nuestra provincia le proveyó un marco de inmunidad.
En lo que queda del PJ provincial, en lo poco, frágil y deshilachado que queda del otrora invencible partido, el rastrerismo con el que vivió bajo la sombra gigante del senador tornó en práctica vital indigna y sentido común de esclavo. Siete años perdieron –¡siete!– en el vaivén respecto a qué hacer con la herencia política del responsable máximo, tal como la pericia oficial lo indica, del desastre del Salado. El primer puntazo lo dio el Lole hace cuatro años, cuando le vació el electorado a Agustín Rossi con tan sólo menear para el lado de Miguel Torres del Sel. El estiletazo final lo dio ahora, saltando al PRO. Nunca el PJ se miró de frente al espejo de lo sucedido; cobra por ello en cada elección.
Y en el oficialismo, el ejercicio de la memoria sin el impulso de la justicia efectiva a veces suena más a estrategia de marketing político que a otra cosa. Bajo el amparo del lema de “no entrometerse con la Justicia” y de dejar que la “Justicia independiente” siga con su curso, el Frente Progresista se desligó completamente de su responsabilidad de volverse un estandarte –tal como alguna vez lo insinuaron en la plaza del 29 de abril– para que la sentencia en la Causa Inundación 2003 tenga lugar. Todas las públicas y vociferantes demandas de corruptela dirigidas al kirchnerismo trocan en recato a la hora de poner el dedo en el hediondo y pacato poder judicial de la provincia, que ya desde 2007 se constituyó como un foco de oposición y resistencia al mandato del Frente Progresista. Muy distinta sería la situación de Reutemann si la Causa Inundación hubiera recibido por parte del Estado provincial el mismo impulso que los juicios contra los represores recibieron por parte del Estado nacional.
Una muestra salvaje: en 2004, cuando el actual senador provincial Hugo Marcucci y el gobernador Antonio Bonfatti eran diputados en la Legislatura, junto a Marcelo Brignoni y Federico Pezz impulsaron un pedido de informes por el desembozado desvío de fondos nacionales (2 millones de pesos) enviados para la reconstrucción de las localidades afectadas por la trágica crecida del Salado. De ese pedido de informes se desprendió que más de un centenar de localidades del centro y sur de la bota –donde la inundación no tuvo impacto– recibieron durante 2003 montos, asignados a puro dedo y prebenda, de entre $3.000 y $75.000. Todas eran localidades fuera del área denominada “zona de desastre”. ¿Qué fue de esa obscena malversación de fondos? ¿Hasta dónde se llevó esa información? ¿Hay una causa por ese listado infame de clientelismo fundado en la destrucción de las abandonadas vidas de los inundados?
La sola puesta en público de la memoria es importante. Es deber de todos los actores con una voz en el estrado: sea el micrófono, la pluma, el atril del diputado o el despacho del funcionario. Pero de estos últimos se espera algo más: la comprensión de que todo proceso de justicia es también un proceso de construcción política, que empieza con el nombramiento de los jueces, sigue con la asignación de presupuestos, continúa con el debate y la puesta en práctica de códigos legales, se sustenta en la acción de las fuerzas represivas y se legitima en la creación de consensos compartidos –políticos, en democracia, partidarios– sobre quiénes pueden pasar por la justicia y quiénes no. Todos los partidos de la provincia dejaron que Reutemann quede en este último grupo.
Si los hombres públicos de los partidos no asumen la profunda interdependencia de los poderes, que dejen los partidos y se dediquen al periodismo. Así se puede ser mejor espectador de cómo, nuevamente, el tanque suizo-alemán reorganiza el espacio político, poniendo en un brete, con un solo movimiento, tanto a Miguel Lifschitz como a Daniel Scioli, y despejando de un plumazo a Sergio Massa.
En menos de una semana, Reutemann polarizó el escenario nacional y el provincial. Lo logró porque sus pares políticos, propios y ajenos, le dejaron 12 años de changüí para hacerlo.

martes, 24 de febrero de 2015

Lole y Mauricio: algo más que un romance de verano

Aún sin ser candidatos, Carlos Reutemann y María Eugenia Bielsa contribuyeron a definir el tablero electoral en la provincia. La crisis del PJ vaticina una polarización entre el Frente Progresista y el PRO. El factor Pignata y los entretelones de un pacto sellado en Buenos Aires que puede repercutir en Santa Fe.


Pasó casi un cuarto de siglo desde la irrupción de Carlos Reutemann en la vida política santafesina y todavía es un enigma difícil de descifrar: sus decisiones, sus silencios, pero sobre todo sus escuetas definiciones siguen marcando la cancha en la provincia y producen un impacto inmediato –y acaso fugaz– en el plano nacional. Ahora el Lole blanqueó algo que ya se sabía: jugará en este año electoral para el equipo del PRO, convocado por su amigo Mauricio Macri.
Pasaron 12 años desde que la arquitecta María Eugenia Bielsa apareció en escena como compañera de fórmula de Jorge Obeid. Desde que se sentó en el sillón de la presidencia del Senado provincial, en diciembre de 2003, la hermana del ex DT de la Selección Nacional provocó un cimbronazo en el plano político provincial y no sólo por haber sido la primera mujer electa para ese cargo, sino por la compleja relación que mantuvo –y mantiene– con el PJ, partido al que adhiere aún sin estar afiliada y al que acusó de haber realizado un pacto con el socialismo.
Los dos dirigentes –Bielsa y Reutemann– tienen o tuvieron algo que en el justicialismo es sagrado: votos. Por ello, sus decisiones y sus caprichos siguen condicionando al partido que gobernó por 24 años la provincia, aunque no sean candidatos. El pase del Lole al PRO y la ruidosa negativa de Bielsa a participar del proceso electoral en la provincia dejaron al PJ casi en estado de coma. Como consecuencia, se avizora un escenario similar al de 2011, con el macrismo y el oficialismo polarizando la voluntad popular en las generales del 14 de junio.

Grietas y parches en el PJ
Desde 2014, el escenario político provincial parecía definido. Sólo quedaban develar dos incógnitas: la posible participación de Bielsa como candidata a gobernadora y el lugar que ocuparía el ex gobernador Reutemann durante la campaña. Los dos enigmas se resolvieron durante febrero: Bielsa no es candidata y el Lole apoyará al postulante del PRO, Miguel Torres del Sel.
En el Congreso Provincial del PJ, que sesionó el 29 de enero en Santa Fe, la mayoría de los dirigentes del partido se inclinaron por ir a elecciones con los aliados habituales –PPS, Partido Humanista, Nuevo Encuentro– y así le cerraron la puerta a cualquier tipo de acuerdo con el PRO de Mauricio Macri o el Frente Renovador de Sergio Massa. Acto seguido, Bielsa anunció que no iba a competir en los comicios provinciales, con furiosas críticas a la conducción del partido.
De urgencia, a solo cuatro días del cierre de listas, la Casa Rosada armó la lista Perotti-Ramos, de indisimulable color kirchnerista, y el diputado Leandro Busatto bajó su precandidatura a la Casa Gris, que era auspiciada por el ministro Agustín Rossi. Aunque cuidadosos de no plantearlo en la pública, es un hecho que a Rossi le facturaron la decisión de Bielsa, quien apuntó todos sus cañones al titular de la Cámara de Diputados, Luis Rubeo. La ex vicegobernadora, en el comunicado que difundió para avisar que no sería candidata, habló de “un pacto de muchos diputados con el socialismo”.

El Lole fichó con el PRO
Entusiasmado por los buenos resultados obtenidos en 2011 y en 2013, Del Sel se encamina a disputar el gobierno de la provincia voto a voto contra el Frente Progresista. Al cómico de Midachi lo beneficia la dispersión del PJ y de la UCR: sumó en su armado a dirigentes de ambos partidos. También –a diferencia de 2011– lo favorece el hecho de que su jefe político, Macri, esta vez sí haya decidido dar pelea en las elecciones presidenciales.
Pero el apoyo que más quería el humorista se hizo público el sábado 21, cuando Macri difundió por las redes sociales su foto con Reutemann con un mensaje sencillo: “El Lole se suma y cada vez somos más”. El alcalde porteño refuerza su estrategia de alianzas y mientras negocia con espacios conservadores de la UCR, como el que lidera Ernesto Sanz, logró que el ex piloto de Fórmula 1 –muy poco afecto a trabajar por alguien que no sea él mismo– se definiera a favor de su candidatura presidencial.
En el entorno del Lole aseguran que buscará renovar su banca en el Senado, esta vez dentro del PRO, en las elecciones nacionales de octubre. Pero Macri lo quiere de vicepresidente, convencido de que en su carrera hacia la Casa Rosada sumará más con Reutemann que con Sanz o Carrió. A cinco meses del cierre de listas, los dos dijeron que todavía no hablaron de cargos.

La batalla de los Migueles
Con el PJ fragmentado y sin liderazgos claros y el Frente Renovador muy lejos de las expectativas que generó en 2013, el escenario en la provincia parece polarizarse entre el Frente Progresista y el PRO. En busca de dar una señal de fortaleza, el candidato oficialista Miguel Lifschitz grita a los cuatro vientos que lo apoyan el socialismo, el 80% de los radicales y casi todas las fuerzas aliadas (excepto la Coalición Cívica, que acordó con el precandidato radical Mario Barletta). “Tenemos el armado político más potente de toda la provincia”, dijo el ex intendente de Rosario en referencia a las 414 listas –para las distintas categorías– que forman parte de su espacio.
Enfrente, Del Sel quiere aprovechar el desgaste del gobierno convencido de que la tercera será la vencida. Al humorista lo avalan sus propios números –superó los 600 mil votos en 2011 y volvió a ser el segundo candidato más votado en las legislativas de 2013, detrás de Hermes Binner– y ahora también el aval explícito de Reutemann: “Miguel tiene vuelo propio”, indicó el ex gobernador en declaraciones a LT9. “Anda por la provincia y la gente sabe quién es, qué está haciendo y qué quiere hacer; si lo puedo ayudar en algo, lo haría con mucho gusto, pero él tiene vuelo propio”.
Del Sel había vaticinado que el Lole esta vez lo iba a apoyar con sus palabras y no con su silencio, como ocurrió hace cuatro años. Y no se equivocó. Apenas cerrado el acuerdo Macri-Reutemann, el senador nacional se manifestó a favor del humorista de Midachi, con el que mantiene fuertes coincidencias: por ejemplo, ambos piensan que la inundación de 2003 –bajo el segundo gobierno del Lole– fue un fenómeno de la naturaleza que no se pudo prever ni evitar.

Un programa de 2008
Bajo la presidencia de Néstor Kirchner (2003-2007), Reutemann fue aliado de bajo perfil que apoyó la gestión desde su banca sin exagerar su simpatía con el kirchnerismo. En 2008, cuando el gobierno nacional lanzó las retenciones móviles, el Lole se fue del espacio para nunca más volver. Militó en el extinto Peronismo Federal, coqueteó con Francisco de Narváez y luego con Massa y ahora se sumó a la campaña Macri.
Al anunciar el acuerdo, Macri destacó el perfil no-político de Reutemann: “Un ídolo deportivo de mi infancia, un amigo, un campeón internacional, un luchador, un santafesino comprometido con el campo, alguien que conoce los problemas del mediano productor, del chacarero, del tallerista, que sabe de primera mano lo que es la asfixia de los impuestos para los que trabajan en el campo”.
Pese a la intención de mostrar que el diálogo entre ambos recién comienza, tal vez para no herir susceptibilidades en el PJ santafesino, el Lole –pequeño productor con tierras en Llambi Campbell– reconoció qué fue lo que más lo sedujo del alcalde porteño: “Mauricio tiene la mejor propuesta para el campo. Una propuesta sólida y coherente que viene trabajando hace muchos años. Quiero que trabajemos juntos en ayudar a esos pequeños productores que hoy sufren con la presión impositiva y las trabas”.
Macri y Reutemann se sacaron la primera foto el 21 de febrero, pero sus equipos técnicos vienen trabajando juntos desde hace un año para apuntalar la candidatura de Torres del Sel. Los dirigentes del Lole –Ricardo Spinozzi, Alejandra Vucasovich, Norberto Nicotra y Juan Carlos Mercier, entre otros– participan en forma activa de la vida interna del PRO santafesino, unos en el Congreso, otros en la Legislatura y otros en el think tank del macrismo: la Fundación Pensar.
El acuerdo distrital entre el PRO y Producción y Trabajo, el brazo político de UPCN, es el último eslabón de la cadena y le permitirá a Del Sel contar con un candidato competitivo para la intendencia santafesina: el actual concejal justicialista Sebastián Pignata, el último dirigente al que el Lole le levantó la  mano: en 2009, cuando hizo su debut electoral.

Un mapa para las elecciones provinciales

En las primarias de abril, diez listas compiten por la gobernación y 25 por la Cámara de Diputados, mientras que 18 de los 19 senadores buscan su reelección. Se aplica por primera vez el piso electoral del 1,5% para pasar a las generales.

Diez listas de gobernador y vice y 25 de diputados provinciales competirán en las primarias del 19 de abril, en las que quedarán definidos quiénes participarán de las generales del 14 de junio. Sólo dos espacios –el Frente Progresista y el Frente Renovador– tendrán internas; en los otros seis frentes hay lista única, pero eso no implica que todos pasarán a las generales: lo harán aquellas fórmulas que logren como mínimo el 1,5% de los votos del padrón general.
Por el oficialismo, el ex intendente de Rosario Miguel Lifschitz picó en punta apoyado por la Casa Gris.

La boleta única para gobernador, en las primarias, tendrá diez fórmulas. Dos de ellas compiten dentro del Frente Progresista: la lista “Adelante”, formada por el ex intendente rosarino y actual senador provincial Miguel Lifschitz (PS) y el ministro Carlos Fascendini (PS), y “Firmeza para Avanzar”, de los radicales Mario Barletta y Eugenio Malaponte. La primera cuenta con el apoyo de la Casa Gris y postula al gobernador Antonio Bonfatti como primer diputado; la segunda, al socialista disidente Rubén Giustiniani. Dentro del Frente Progresista hay otras ocho listas de diputados.
Unión PRO Federal inscribió una sola lista: “Juntos por Santa Fe”. La dupla que dará pelea por la Casa Gris está integrada por el humorista Miguel Torres del Sel y el concejal rosarino Jorge Boasso (UCR). El PRO logró acodar una lista de unidad con todos sus aliados para la categoría de diputados: la lidera el concejal rosarino Roy López Molina y están representados, además del macrismo, el sector de Boasso, el partido Producción y Trabajo –brazo político de UPCN– y varios sectores sindicales. Fruto de ese acuerdo, el concejal peronista Sebastián Pignata será candidato a intendente del PRO y su colega Ignacio Martínez Kerz encabezará la lista para el Concejo Municipal.
Macri tiene fórmula para la provincia: el humorista Del Sel y el concejal rosarino Jorge Boasso.

Después de muchas idas y vueltas, el peronismo selló la unidad en Buenos Aires y también anotó una única lista (“Primero Santa Fe”), conformada por el ex intendente de Rafaela y actual diputado nacional Omar Perotti y Alejandro Ramos, ex intendente de Granadero Baigorria y actual secretario de Transporte de la Nación. Para las internas, en el Frente Justicialista para la Victoria –el nombre con que se inscribió el PJ– hay cinco listas de diputados provinciales. La nómina oficial, que cuenta con el apoyo de la Casa Rosada, lleva al ex intendente y actual concejal rosarino Héctor “Tigre” Cavallero como primer diputado provincial.
El otro espacio que tiene internas para gobernador es el massismo, que en las elecciones provinciales se presenta como Frente Renovador de la Esperanza. El ex líder de la Federación Agraria Eduardo Buzzi y el ex intendente de Las Rosas Raúl Ponzio van por la lista “Más Acción y Trabajo” mientras que el diputado nacional Oscar “Cachi” Martínez junto a la militante pro-vida Verónica Porcelli de Baró Graf se presentan por la lista “100% Renovador”. El ex intendente de Santa Fe Martín Balbarrey (PJ) encabeza la lista de diputados de Buzzi y Susana Stochero de Rueda, histórica dirigente del gremio ATSA, lidera la nómina de “Cachi” Martínez.
En medio de una fuerte crisis, el PJ logró una fórmula de unidad: Perotti-Ramos. El Tigre Cavallero encabeza una de las seis listas de diputados provinciales.

Los otros cuatro partidos inscribieron una sola lista de gobernador y vice. Por el Frente Social y Popular Alejandro “Cacho” Parlante y Mirta Sellarés; por el Frente de Izquierda de los Trabajadores, Octavio Crivaro y Alicia Escudero; por el Frente de la Cultura, la Educación y el Trabajo, el ex futbolista Omar Palma y Silvia Monzón, hija del ex campeón mundial de boxeo, y por el Movimiento Independiente, Justicia y Dignidad el líder piquetero Raúl Castells junto a Lionel Cosentino.

Los que quieren seguir
Del mismo modo que ocurrió en 2011, en las primarias hay más listas de diputados que de gobernador. El sistema de boleta única combinado con las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias propicia la multiplicación de propuestas legislativas por la relevancia que adquiere la cara del candidato en detrimento de las estructuras partidarias tradicionales. El 19 de abril, los santafesinos encontrarán en las cabinas de votación una boleta con diez precandidatos a gobernador y otra con 25 listas de diputados provinciales: de esas 25 nóminas, diez son del Frente Progresista y seis del PJ.
Por el Frente Renovador de Massa, Cachi Martínez enfrentará en las primarias a Eduardo Buzzi.

La apetencia por los cargos legislativos se aprecia mejor aún en el Senado. Salvo Lifschitz, que compite en la categoría de gobernador, los otros 18 senadores provinciales intentarán retener sus bancas. El dato más curioso tiene que ver con la interna del Frente Progresista, que es minoría en la Cámara pero apuesta a ganar más departamentos para quedarse con la mayoría. Los siete senadores oficialistas que buscan su reelección son de la UCR, pero solo uno de ellos –Hugo Marcucci– apoya la lista encabezada por Barletta, presidente del radicalismo provincial; todos los otros se encolumnaron con Lifschitz.

Debut del piso electoral
En las generales del 14 de junio se elegirán los cargos de gobernador y vice, 50 diputados provinciales titulares y 10 suplentes, 19 senadores titulares y 19 suplentes. También se elegirán intendentes en 43 de los 51 municipios de la provincia, concejales en los 51 municipios y de miembros de comisiones comunales en las 312 comunas. Las primarias para definir las candidaturas serán el 19 de abril.
De acuerdo a la reforma electoral sancionada en diciembre de 2014, todas las listas de precandidatos a gobernador deberán lograr en las Paso de abril al menos el 1,5% del padrón general para pasar a las generales de junio. Se estima que habrá 2.600.000 ciudadanos habilitados para votar, por lo cual el piso aproximado para pasar a las generales es de 39 mil votos.

lunes, 23 de febrero de 2015

Se lanzan los foros de discusión de la Ley Federal de Economía Solidaria

El Instituto de Promoción para la Economía Solidaria (IPES) fue el encargado de reunir a la mesa regional de cooperativistas y mutualistas para encaminar los 35 foros que se realizarán en todo el país, a partir de marzo, para avanzar en la redacción definitiva de la Ley federal de la Economía Solidaria.
En diciembre de 2014, el presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), Patricio Griffin,  presentó junto a la Ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, el anteproyecto de la Ley Federal de Economía Solidaria que reformulará las normas N° 20.321 de mutuales y N° 20.337 de cooperativas. Al final del proceso de debate en los foros, con todos los aportes realizados y las consideraciones hechas, el resultado elaborado por una comisión redactora será presentado al Congreso para su tratamiento.
Para ser parte de los distintos encuentros es necesaria la pre-inscripción vía web en las modalidades previstas: ponencia oral, presentación escrita, oyentes, colaboradores y prensa.
“La idea es que participe un gran número de personas que estará dividido en integrantes de base, federaciones y confederaciones; académicos y público en general. Serían jornadas de cuatro a seis horas donde se expondrá, en 10 minutos, y sin debate”, detalló  José Orbaiceta, presidente de Ipes.
En ese sentido, adelantó que los foros recibirán aportes de las discusiones que se den al interior del movimiento “porque se realizarán pre-foros o asambleas en cooperativas y mutuales por sectores”.
Sobre la iniciativa, el titular de la Confederación Argentina de Mutualidades (CAM), Alejandro Russo, remarcó “el orgullo de participar en la reunión” en la que se respetó “el espíritu de este Ante Proyecto en el marco de la libertad y participación democrática”.
“Yo no recuerdo otra modificación a una ley con tanta participación y tan democrático, esto es inédito”, expresó el presidente de Mutualismo Argentino Confederado (CAM), Mario Vilella, en tanto que su par de la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar), Ariel Guarco, añadió que “es una oportunidad para sentarnos con nuestras bases, es decir con los mutualistas y cooperativistas”.
Al respecto, Vilella opinó que entre los puntos más importantes a exponer se encuentran “los códigos de descuentos no tienen que estar supeditados al capricho o la buena voluntad de ningún funcionario para dejar bien claro que nosotros estamos dentro de otra economía y tenemos que tener un respaldo gubernamental. Somos la herramienta más importante para mejorar la calidad de vida de nuestros pueblos”.
Por su parte, el presidente de la Confederación Nacional del Trabajo (CNCT), Christian Miño, enfatizó que es “necesario que la ley se pueda aprobar antes de fin de año”.
En tanto que sobre las modificaciones que expondrá esa confederación, adelantó que estarán vinculadas a las cargas fiscales, específicamente en relación al monotributo, y al articulado que responde a la conformación de una sociedad cooperativa porque para la CNCT “no habría que poner límites”.
Los referentes coincidieron en la “oportunidad histórica” que reviste el anteproyecto, los foros y su esperado tratamiento en el Parlamento.
Las universidades también  serán el espacio donde se debatirá, con el objetivo de lograr mayor visibilidad de la economía solidaria por parte de la sociedad y de los ámbitos científicos y académicos.
“Esto será parte de la discusión social más que un trámite de corto plazo. En las cámaras de diputados y senadores lo que esperamos es una profunda discusión de la sociedad. Queremos que el pueblo argentino sancione la ley”, sostuvo Griffin.

martes, 20 de enero de 2015

Ezequiel Nieva en cinco notas

Director y redactor de Pausa, Ezequiel Nieva recorre en sus informes diversos temas de actualidad con un estilo despojado que pone en el centro los datos duros y las voces de los protagonistas. Aquí repasamos cinco artículos publicados durante 2014:

Miguel Torres del Sel eligió a Juan Carlos Mercier como cabeza de sus equipos técnicos. La historia de un funcionario de la dictadura que se mantuvo siempre cerca del poder.

La ciudad, conmocionada por la sucesión de asesinatos. ¿Quiénes son los muertos? La voz de los funcionarios, los datos de la estadística y la crisis interna de la Policía.

Ante el horror de la violencia narco y la persecución judicial, una nueva ley de drogas es el reclamo de los organizadores, en Santa Fe, de la Marcha Mundial de la Marihuana.

El linchamiento de David Moreira tiene varios antecedentes en la provincia, tanto a manos de civiles como de fuerzas de seguridad: un recuento de los casos de los últimos años.

Reutemann, el asesino serial; lo que tapó la muerte de Obeid y la necesidad de justicia por las 158 víctimas: apuntes a once años de la catástrofe del río Salado.