miércoles, 30 de octubre de 2013

La revolución de las compus, acá

En los últimos tiempos, Santa Fe se convirtió en sede de importantes acontecimientos referidos a la informática: estos son los desarrollos locales de la floreciente tecnomanía.

Por Marcela Perticarari

Aunque casi invisibles para el gran público, distintos eventos informáticos van copando la agenda en la ciudad. Los adeptos a las nuevas tecnologías en Santa Fe, de parabienes.

Festival de desarrolladores
El 10 de octubre, el Foro Cultural Universitario fue sede del GDG DevFest Santa Fe 2013, organizado por los grupos Google Developer Group y Google Business Group junto a la Facultad de Ciencias Hídricas, un evento destinado a la creación de juegos para Android, aplicaciones para Google Glass y el desarrollo de nuevos lenguajes de programación, entre otros productos. También se presentó la herramienta YouTube Live, que permitió transmitir el Devfest en vivo con calidad HD y que expertos de Suiza y Reino unido brindaran videoconferencias.
Desde la organización, Federico Castoldi comentó que “se trata de un festival de desarrolladores y usuarios de tecnologías Google donde promocionamos y mostramos cómo se utilizan estas herramientas para aplicaciones tanto web como móviles. Google lanzó muchas cosas este año, como los Google Glass, unos lentes que marcan un quiebre tecnológico porque es algo que se incorpora al cuerpo. En la Facultad de Ciencias Hídricas estamos llevando adelante un proyecto relacionado a este desarrollo, que está destinado al reconocimiento de rostros”, adelantó.
“Junto al área de Comunicación de la FICH también elaboramos un proyecto de recorrido virtual del edificio destinado a alumnos ingresantes, usando la tecnología de Street View: se mostrarán imágenes en 360º de cada área de la facultad. Y tenemos más proyectos desde el Grupo de Innovación y Desarrollo en Tecnologías móviles de la FICH, que empezó a funcionar a pulmón hace dos años con aplicaciones de domótica. Hay muchas empresas interesadas que se van abriendo camino en el área comercial”, añadió. Sobre el posicionamiento que adquiere Santa Fe, Castoldi consideró que “Google está teniendo bastante en cuenta a nuestra ciudad como polo tecnológico: tenemos dos universidades y es generamos mucho”.
El santafesino Matías Molina, actor destacado del GDG DevFest, es uno de los 40 expertos en el mundo en lo referido a tecnologías de YouTube: “Google reconoce a gente que trabaja por fuera de su empresa y de cada área elige a sólo dos o tres personas. Yo me dedico a hacer ejemplos gratuitos para que la gente vea los códigos y cómo están hechos, ayudo en foros donde se pide ayuda y a partir de ahí formo parte del plantel de YouTube. Una vez al año nos reunimos los 40 expertos, es una oportunidad única para entrar en contacto con personas que saben mucho, de distintas partes del mundo. Actualmente participamos sólo dos personas de Latinoamérica”, detalló.

El Hackaton local
Del 11 al 13 de octubre, cerca de 40 personas participaron del Hackaton Litoral 2013, en la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas de la UNL. Acrónimo de las palabras hack y maratón –también conocido como hackfest o codefest–, se trató de un evento en el que programadores y personas involucradas en la industria del software trabajaron en el desarrollo de nuevas tecnologías informáticas destinadas a organizaciones de la sociedad civil. Desde hace unos diez años, estos eventos que se realizan en distintas ciudades del mundo despertaron cada vez más el interés de empresas e inversores: un emprendimiento surgido de un Hackaton fue el GroupMe, que en 2011 fue adquirido por Skype por 85 millones de dólares.
El domingo 13 por la tarde, momentos antes del cierre, los programadores del Hackaton eran los únicos habitantes de la Ciudad Universitaria. Los rastros de bebidas cola y comida envasada condujeron rápidamente al Aula Magna de la FICH, donde los participantes ultimaban detalles para exponer los resultados de sus desarrollos. Jóvenes y lejos de asemejarse a entes extraídos de una película ochentosa sobre computadoras, contaban en los pasillos curiosas anécdotas sobre berenjenas fluorescentes y asados improvisados en el edificio universitario.
En Google o para las organizaciones sociales: la generación de software implica trabajo colaborativo y puesta en común de los conocimientos.

Gastón Martín, coordinador del Área de Vinculación de la FICH, contó a Pausa que “ésta es una actividad que fundamentalmente tuvo que ver con practicar informática, con desarrollar aplicaciones que tengan una penetración social o que traten de resolver una demanda, pero también fue un encuentro donde nos juntamos a aprender entre todos, divertirnos y generar nuevas cosas de cara al futuro”.
Por su parte, el ingeniero Lucas Rudi viajó desde Buenos Aires para ayudar con la organización y colaboró en el desarrollo de una herramienta que denominaron “Me quedé sin viajar”, destinada a estudiantes que por cuestiones de organización y horarios pierden el último colectivo que los lleva a sus hogares o sitios de trabajo. Mediante esta alternativa, se puede conocer quiénes cuentan con autos particulares y pueden darle una mano a los varados. De paso, pueden llevar una estadística sobre el déficit del sistema de transporte público de pasajeros. Acerca de la responsabilidad que adquiere a partir de este tipo de desarrollos, el profesional dijo que “uno es parte de la sociedad y tiene que ayudar a buscar soluciones tanto para los ciudadanos como para el gobierno, al que le faltan recursos: uno siempre puede ayudar a articular, a gestionar cambios y mejoras”.
Otro de los desarrollos que presentó un grupo de programadores es ‘Feiman, el castigador de la ortografía’, un programa destinado a corregir errores en las redes sociales. “Las dificultades en la expresión y las muletillas molestas hacen al fracaso de la comunicación y queremos revertir estas situaciones”, explicaron los inventores de la aplicación.
Al finalizar el evento, Gastón Martín reflexionó: “Queremos que ésta sea la primera de una serie de propuestas. La universidad tiene un fin social dentro de sus misiones y a través de estas actividades queremos hacer desarrollos para quienes tienen demandas y muchas veces no encuentran un modo económico de resolverlas. Sabemos que ésa es la situación de muchas organizaciones sociales, por eso queremos vincularnos más, para que en las próximas ediciones tengamos nuevas demandas e interés por parte de profesionales y estudiantes para desarrollar nuevas aplicaciones. Durante esta edición tuvimos 14 demandas y queremos recibir más, deseamos comprometer más a la sociedad, al gobierno, a estudiantes, a profesionales y empresas, para que de vez en cuando donen su tiempo, al menos durante un fin de semana, para realizar distintos desarrollos. Venimos a aprender y esto no debe considerarse como parte del trabajo sino como lo que deberíamos estar haciendo todos como sociedad para crecer de una manera comunitaria”.
Finalmente, el coordinador del Área de Vinculación de la FICH expresó que “todo esto nos pone en una situación de extrema responsabilidad porque en Santa Fe pasan cosas interesantes y nos convertimos cada vez más en esa ciudad cordial que queremos seguir fomentando. Hace tiempo que la ciudad viene movilizada en cuanto a nuevas tecnologías de la informática: tenemos un capital humano de alto nivel y eventos como el Hackaton nos van a enriquecer y van a seguir despertando esta tecnomanía con la cual ya estamos conviviendo. Queremos mostrar a Santa Fe como una ciudad de avanzada”.

Publicada en Pausa #124, miércoles 23 de octubre de 2013

Disponible en estos kioscos

2 comentarios:

PabloB dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pablo Bertoldi dijo...

Muy interesante! Muy buena nota.