miércoles, 22 de julio de 2015

Patio Catedral: se abre el debate

El proyecto de la Iglesia de construir una Catedral donde hoy funciona el centro cultural desató diversas opiniones desde distintos sectores, en los medios y las redes sociales.

“Bailé en el Patio Catedral, dirigí un espectáculo de danza, todo como artista independiente. He participado como espectadora y es un lugar mágico”, rememoró la secretaria de Cultura de la Municipalidad, Patricia Pieragostini, que dio su opinión sobre el intento de la Asociación Civil Pro Catedral Nueva de construir una Catedral sobre el terreno donde hoy funciona el centro cultural Patio Catedral. Por su parte, los jóvenes de la Casa Socialista, de nuestra ciudad, se expresaron directamente en favor de “la conservación del Patio Catedral” en un comunicado difundido recientemente.
A través de esta entrada desfilaron los artistas y el público santafesino, quienes le dieron vida a un espacio único que pasó 60 años en el más absoluto abandono. Foto: Juan Curto.

Por Radio Eme (FM 96.3), en el programa Pausa en el Aire, Pieragostini consideró que la polémica “es un tema complejo”. “Creo que hay que escuchar y atender los distintos puntos de vista”, afirmó, y luego destacó que le parece muy importante “que tanto la comunidad artística como la comunidad en su conjunto esté involucrada con los diferentes espacios culturales de la ciudad. Esto de pensar que se construye pertenencia en estos lugares a partir de la actividad cultural lo celebro. Está bueno que estemos hablando de esto”.
Desde el espacio socialista, consideraron que el Patio Catedral es un “espacio cultural apropiado para toda la ciudadanía y el interés común por el desarrollo de nuestro arte, con su capacidad, calidad acústica y ubicación estratégica, donde se han realizado presentaciones de grandes espectáculos, música joven, teatro, circo, proyección de cine y talleres infantiles”.

Instalar el debate
Pieragostini evaluó la gestión cultural municipal y provincial: “Hoy estamos posicionados en otro lugar también. Hay otros lugares mágicos en la ciudad” y aclaró que “Como Estado, las prioridades hoy son esas, porque ya son espacios del Estado”, en referencia a lugares como la Estación Belgrano, el Molino Marconetti, el Mercado Progreso, La Redonda y La Esquina Encendida.
Al respecto, se le señaló que, como el Patio Catedral, varios de esos lugares no pertenecían a la Provincia o la Municipalidad antes de ser recuperados como centros culturales. La funcionaria señaló “Cada caso particular amerita instancias diferentes y, a partir de allí, se llegará a una definición. Es un caminito que recién empieza”. Y enfatizó: “La apuesta del Estado municipal, tanto como el provincial, es clarísima: se tienen que expandir los espacios para la cultura. En los espacios que son nuestros y en los espacios que, a partir de instancias de encuentro y de diálogo puede llegar a definirse que es más pertinente la apropiación cultural”. Y, al finalizar la entrevista, Pieragostini sentó su posición: “Es importante que este debate se instale”.


Separar la Iglesia
“Como espacio político de la ciudad, nos pronunciamos por la separación del Estado y la Iglesia, como reza la carta orgánica de nuestro Partido del puño y la rosa, desde donde es impensable que un Estado Provincial financie con dineros públicos la construcción de un templo, y lejos de esto, debería impulsar la inmediata utilización del predio para eventos culturales y su definitiva y pronta estatización”, expresaron con firmeza los jóvenes de la Casa Socialista.
Es que el 21 de junio Ricardo Colombo,el párroco de Sagrado Corazón de Jesús, el templo que linda con el Patio Catedral, hizo explícito el motivo de una reunión que mantuvo con el gobernador Antonio Bonfatti: “Estamos ante la posibilidad de dar inicio a la primera etapa de la obra, para lo cual necesitamos la ayuda del gobierno”. “La obra” refiere al proyecto de construir una Catedral en el predio donde hoy está el Patio Catedral, que es propiedad de la Iglesia.

Cosa fea
Como es sabido, en el solar de 1° de Mayo 2453 se yerguen las ruinas del fallido intento de construcción de una Catedral, iniciado a fines de siglo XIX y abandonado en 1930. Desde entonces, el lugar fue un baldío hasta que en 1991 la gestión del secretario de Cultura de la Provincia, Julio De Zan, le devolvió a los santafesinos el acceso al lugar, en su forma de centro cultural. Más allá del apogeo en la década del 90, la actividad allí fue incesante hasta comienzos de este año.
Durante la reunión del 21, estuvieron también presentes representantes de la Asociación Civil Pro Catedral Nueva: Roberto Norman (padre del concejal del PRO, Tomás Norman), Laura Taboada y Publio Benuzzi, responsable de la inmobiliaria local que lleva su apellido. El arzobispo José María Arancedo puja por la Catedral desde 2003, y en 2010 relanzó el proyecto con más fuerza. Un concurso en la Universidad Católica de Santa Fe sirvió para elaborar la primera propuesta.
A un lado del Patio Catedral se levanta la Torre de la Abadía. Si se realizaran las intenciones de la Iglesia, Santa Fe tendría una curiosidad urbanística resonante: una Catedral que oculta su majestuosidad al lado de una torre de 15 pisos.

Opinión
Un acto de auténtica resistencia, por Andrés Acevedo

Publicada en Pausa #158, miércoles 22 de julio de 2015
Pedí tu ejemplar en estos kioscos

2 comentarios:

Elisma dijo...

Es raro el cambio de actitudes.
En la Estación Belgrano, que es un lugar de pertenencia ferroviaria y de interés para el desarrollo del transporte público, se refuncionaliza sin vergüenza y se intenta acaparar todo el predio con propuestas culturales y argumentos pretendidamente sociales.
Ahora, para el caso del Patio Catedral, que es un predio que la cultura santafesina ya tiene apropiado, se recuerda y reconoce el dominio privado y las funciones originales del edificio, desconociendo lo que en el otro lugar se intenta se toma como regla de oro.
¿Por qué los criterios son tan diferentes en personas y casos tan parecidos? ¿Acaso la pertenencia y los espacios culturales son sólo comodines que se usan con objetivos 'goepoliticos'? Porque sino, la contradicción no tendría sentido.

E.V. dijo...

Coincido con Elisma. En algunos se puede entender este improviso respeto por la Constitución y la propiedad privada. La que me desilusiona un poco es Chiqui González.