jueves, 30 de mayo de 2013

Cierre de listas con varias incógnitas

Las fuerzas políticas apuran las definiciones, a días de presentar los candidatos para las elecciones.

Por Ezequiel Nieva

Tres grandes bloques políticos –el Frente Progresista, el PJ y el PRO– se preparan para las elecciones provinciales y nacionales. Ya delinearon sus estrategias, aunque todavía faltan las definiciones de las candidaturas. Las principales figuras de cada partido –el socialista Hermes Binner, el radical Mario Barletta, el kirchnerista Agustín Rossi y el macrista Miguel Torres del Sel– ya se anotaron en la grilla de partida. Todos ellos buscarán llegar a la Cámara de Diputados de la Nación y traccionar a favor de sus candidatos locales.
El doble turno electoral de 2013 será con fechas unificadas. El 11 de agosto se realizarán las primarias y el 27 de octubre las generales. En la provincia se renovarán la mitad de los concejos municipales, todas las comisiones comunales y además nueve ciudades elegirán intendente: Armstrong, El Trébol, Fray Luis Beltrán, Las Toscas, Puerto General San Martín, Recreo, Roldán, Granadero Baigorria y San José del Rincón. La provincia también renovará nueve de las 19 bancas que posee en Diputados de la Nación Hacia el cierre de listas hay algunas certezas y muchas dudas. El cronograma para las elecciones provinciales va del 2 de junio, cuando vence el plazo para el reconocimiento de alianzas, al 10 de junio, cuando cierra el plazo para presentar listas de precandidatos ante el Tribunal Electoral de la provincia (el 7 de junio es el cierre ante los partidos). Para las nacionales, los plazos van del 12 al 22 de junio.

Disputas en la UCR
El socialismo designó a Binner como cabeza de lista para diputados nacionales. El segundo lugar lo ocupará Barletta y el tercero la actual diputada socialista Alicia Cicilani, quien finaliza su mandato en diciembre. El cuarto lugar de la grilla es para el líder de la Coalición Cívica Pablo Javkin y en el quinto aparecerá algún candidato del PDP (Ana Copes o Pablo Cardinale).
Ese es el esquema que pretende Binner como líder del Frente Amplio Progresista y precandidato presidencial para 2015. No todos sus socios están conformes. Distintos sectores de la UCR –entre ellos Cauce Progresista– entienden que el aporte del radicalismo, por desarrollo territorial y por votos propios, los hace merecedores de ocupar dos de los primeros cinco lugares de la lista.
La UCR santafesina se encuentra dividida entre los sectores que lideran Barletta y el vicegobernador Jorge Henn. El presidente del partido a nivel nacional propicia cerrar la alianza electoral según la definió Binner; el vicegobernador salió a plantear que la de Barletta es una candidatura “autoproclamada” y que el radicalismo debería aspirar mejores lugares en la lista.
Henn sostiene que el acuerdo entre Binner y Barletta no se discutió en el seno del partido. “Dirigentes de un sector han negociado, en función de sus legítimas aspiraciones, sus espacios personales en detrimento del conjunto”, le tiró el vicegobernador al ex intendente, en una nueva versión de un enfrentamiento que comenzó en 2007 cuando Barletta se sumó como candidato en el primer armado exitoso del actual oficialismo, postergando a Henn, quien quería disputar la intendencia y debió bajarse por falta de apoyos.
El vicegobernador criticó los acuerdos realizados por el titular del radicalismo en diferentes distritos: “En las conformaciones de listas la UCR se encuentra por debajo de otras expresiones políticas, que respetamos profundamente, pero que no tienen la representatividad política ni el desarrollo territorial de nuestro partido”. Por ello, Henn reclamó que en Santa Fe “la discusión de la conformación de la lista no se construya en base al toma y daca y que se priorice el colectivo de la UCR”.
“Que Henn se presente a elecciones”, fue la respuesta de Barletta. “Ante las primarias, los partidos políticos no definen candidaturas. Todos están con la legalidad de presentarse a elecciones abiertas, por lo tanto el vicegobernador o quien él piense que puede representar mejor los intereses ante el Congreso de la Nación, lo único que tiene que hacer es presentarse a elecciones”, sostuvo el presidente de la UCR, en referencia a la propuesta de Cauce Progresista de incluir al intendente de Santo Tomé, Fabián Palo Oliver, en la lista de diputados nacionales.
La Convención Provincial de la UCR se reunió el miércoles 22 de mayo para discutir la estrategia electoral. No hubo acuerdo y pasaron a un cuarto intermedio hasta el viernes 31, dos días antes del cierre de la inscripción de alianzas para las elecciones provinciales.
La intención era ratificar la pertenencia del partido al Frente Progresista en lo local y lo nacional. Pero las diferencias internas impidieron el acuerdo y, por mayoría, los convencionales resolvieron aplazar la definición, de modo de darles más tiempo a las autoridades partidarias para avanzar en las negociaciones con el socialismo y el resto de las fuerzas del Frente Progresista.
Además de las divergencias en torno a la lista de diputados nacionales, no está cerrada aún la estrategia para los comicios provinciales. Hay distritos en los cuales la UCR no va a ir en alianza con el socialismo y cuyos dirigentes piden margen para definir sus propios armados: son no más de 15 localidades, donde los radicales irán por fuera del Frente Progresista. En el resto de la provincia hay un principio de acuerdo para que integren listas conjuntas con el resto de las fuerzas del frente.

Unidad con fisuras
El justicialismo acordó un esquema de unidad que, aunque incluye a los sectores mayoritarios del partido, deja afuera a otros espacios, como el Peronismo Federal liderado por Osvaldo Salomón – referenciado con el cordobés José Manuel de la Sota– y 100% Santafesino, la fuerza del diputado nacional Oscar “Cachi” Martínez. Los principales enigmas son cómo se conformará la lista de diputados nacionales y si en esa decisión intervendrá la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
El Congreso Provincial del PJ sesionó el 22 de mayo y resolvió constituir alianzas tanto para los comicios locales como nacionales. Ese día se aprobó la conformación de un frente electoral con el Partido Conservador Popular (PCP) que reedita la vieja alianza conocida como Frejuli (Frente Justicialista de Liberación), que en 1973 triunfó en las elecciones nacionales con la fórmula presidencial Cámpora-Solano Lima.
Al PCP se sumarán otros aliados históricos del PJ, como el Partido Progreso Social y el Frente Grande, entre otros. La idea de los kirchneristas santafesinos es ir a los comicios nacionales bajo el nombre Frente para la Victoria-PJ, pero la cuestión se resolverá recién a mediados de junio cuando cierre el plazo la inscripción de las listas de diputados nacionales. Recién entonces se podrá visibilizar el comentado acuerdo entre Agustín Rossi y Jorge Obeid. No es seguro que el ex gobernador sea candidato, aunque su sector irá a una lista de unidad con los sectores del kirchnerismo alineados con Rossi.

En la provincia el plazo para inscribir alianzas vence el 2 de junio; allí se conocerá en detalle el armado para las 362 localidades. En Rosario es seguro que habrá internas para concejales, más allá del pedido de la presidenta –retransmitido por Obeid y Rossi– de confluir en listas únicas. En Santa Fe es diferente: no hay concejales de pura cepa kirchnerista, sino que responden a liderazgos territoriales. Los acuerdos para las nacionales no se reflejarán en la renovación de ediles.
Si bien hay un intento de unidad por parte de las autoridades del partido, las fisuras en el PJ kirchnerista están a la vista. El partido de “Cachi” Martínez ya avisó que presentará listas propias, por  fuera del justicialismo, para las elecciones nacionales y provinciales. Lo confirmó la diputada provincial Marcela Aeberhard: “Vamos a trabajar con autonomía y con lealtad a las ideas que tiene 100% Santafesino”.
Descartada la posibilidad de competir con el mismo sistema de neo-lemas que se utilizó en las legislativas nacionales de 2009, desde 100% Santafesino le pasaron factura al obeidismo, al que  cusaron de regresar al conglomerado K por meros fines electoralistas. “Pareciera que sobran las voluntades, los votos y las adhesiones como para no plantear algo que sí se hizo en 2009. Para nosotros esto no es una unidad: nos sentimos proscriptos”, sostuvo Aeberhard.
No obstante, el PJ apunta a un acuerdo lo más amplio posible para “aportar desde Santa Fe a la consolidación del modelo nacional”. El objetivo es recuperar el gobierno de la provincia en 2015, para lo cual las elecciones de este año son una instancia clave luego del tercer lugar logrado por Rossi en 2011.

El objetivo es más territorio
El PRO tiene casi cocinada su lista de diputados nacionales. Del Sel será secundado por Gisela Scaglia, militante de la ciudad de Gálvez (segunda en la lista de 2011, detrás del gremialista Vicente Ramón Mastrocola) y el tercer lugar lo ocuparía un histórico del reutemismo que nunca cruzó a las filas K: el ex senador y ex presidente del PJ Ricardo Spinozzi.
Hubo un ensayo por sumar en esa lista a la compañera de fórmula de Rubén Giustiniani en 2011, la demoprogresista Ana Copes. El ofrecimiento lo hizo el dirigente porteño Emilio Monzó. El PDP aprovechó el episodio para negociar en mejores condiciones con el Frente Progresista, donde algunos actores –como los radicales del MAR y de Cauce Progresista– consideran que fuerza fundada por Lisandro de la Torre ya no tiene representación como para aspirar a un lugar expectante en la lista de diputados nacionales.
Con Del Sel, Scaglia y Spinozzi, el PRO buscará repetir la buena elección de 2011, cuando el Midachi quedó a sólo 60 mil votos de la gobernación. En paralelo, el partido liderado por Mauricio Macri arma listas para concejales con el objetivo de cubrir la mayor parte de las localidades y crecer en desarrollo territorial.

Publicado en Pausa #114, a la venta en los kioscos de Santa Fe y Santo Tomé.

Qué me van a hablar de amor

Unión descendió al Nacional B, despues de una lenta agonía. Sin embargo, en las tribunas la hinchada hizo del canto y el aliento su consgina: una letra no puede cambiar la pasión.

Por Sergio Ferreyra (*)

Todos los descensos son absurdos. A Unión le costó ocho años volver a la primera división del fútbol argentino después de su descenso en 2003. Este último lo viví como una larga agonía,que comenzó para mí cuando le entregaron la dirección técnica del equipo a Nery Pumpido. Nunca estuve de acuerdo con ese nombre, y el tiempo me dio la razón, como seguramente a tantos otros tatengues.
Es tremendamente absurdo que el mismo presidente que nos condujera al ascenso también nos llevara al descenso en corto tiempo. Seguramente,Luis Spahn deberá reparar algunas fallas e ir por la revancha, es decir, volver con Unión a Primera y dejarlo allí con un proyecto social, institucional, deportivo y político solidificado.
Me resulta raro que a esta altura no me molesten las cargadas de los sabaleros por descender de categoría. Eso debe ser lo que otros, en otras circunstancias más trágicas, llaman resignación, y se siente también ante las evidencias matemáticas de las tablas. Sin embargo, y como contraparte de las cargadas, me resulta muy placentero escuchar al resto de los tatengues alentar y enrojecer su garganta cada vez que asistimos a la cancha, y dejar en claro que si caemos, lo hacemos cantando. Es como un bálsamo, no estamos muertos ni nada que se le parezca, ¿o alguno de ustedes vio algún muerto gritando desaforadamente y alentando al equipo de sus amores?
Pero es extremadamente necesario aclarar que no sólo de la dignidad de los hinchas se nutre un equipo de fútbol. El equipo debe ganar puntos y confianza en la cancha, aunque ya sea tarde para este pedido. Ya no me conforma escuchar los cuatro costados del 15 de abril gritando y cantando “Esta campaña volveremos a estar contigo, te alentaremos de corazón, esta es tu hinchada que te quiere ver campeón, no me importa lo que digan, lo que digan los demás, yo te sigo a todas partes, cada vez te quiero más”. Eso es obvio, es así. Pero yo quiero más, quiero una retribución como hincha, quiero mi premio a tanta pasión, quiero más.
En este torneo cumplimos 365 días sin ganar en casa, pero lo único que logró este año sin triunfos fue despertar una hinchada de grito y canto permanente, de paciencia genuina, pero con límite.



En ciertos momentos me pongo a hablar con compañeros tatengues y me llama la atención un solapado y estéril optimismo que se esconde detrás de expresiones como: “Si hubiésemos ganado con tal” o “Si hubiésemos empatado con cual”, pero ya no sirve.
Soy de aquellos que sostienen que los hinchas creen que tienen la solución a todos los males de su club y, por consiguiente, para mi no hay tatengue que no sepa cómo pudo evitarse el descenso. Y lo mejor es que también pretende saber cómo salir de la penosa situación. Estoy seguro que uno de ellos la va a poner en práctica y volveremos a primera.
Creo firmemente en el ascenso que nos vuelva a poner en la máxima categoría del fútbol argentino. Pero también estoy seguro de que para eso es necesaria una sinfonía de esfuerzos entre hinchas, dirigentes y jugadores, cada uno en la proporción que debe hacerlo y desde su lugar. Algunos ya hicimos nuestra tarea (desde los costados en la popular, en la platea y en donde sea), pero deberemos seguir, mientras que el resto deberá ponerse manos a la obra desde el interior de la cancha (honrando y transpirando la camiseta) y en las oficinas del club, conduciendo los destinos hasta llegar donde queremos y merecemos.
Entiendo claramente que se trata de fútbol y que no es otra cosa que un juego, en el cual no le va la vida a nadie. No soy dirigente y tampoco pude calzarme los botines para jugar, pero sí estoy firme al pie del cañón, para entonar cantos y presenciar los rituales futboleros. Una letra no cambia mi pasión, en la A o en la B, donde sea te alentaré. Nunca más oportuna la letra de tango pegada a una bandera de Cándido Pujato: “Qué me van a hablar de amor”.

(*) Socio de Unión Nº 137.561

Publicado en Pausa #114, a la venta en los kioscos de Santa Fe y Santo Tomé.

miércoles, 29 de mayo de 2013

Ya salió Pausa #114

Desde ayer, Pausa #114 se reparte en los kioscos de Santa Fe y Santo Tomé.



¿Y qué puedo encontrar en 16 páginas a sólo $6?

Causa inundación 2003
Testimoniales de los responsables
Mercier, Obeid y Reutemann, entre otros, tendrán que ampliar sus declaraciones sobre la catástrofe.

¡Una más… y no odiamos más!
La columna de Licenciado Ramiro esta vez se mete con los odiados en los recitales.

Un represor que huyó y lo pescaron
Dirigente deportivo y gremial, funcionario y candidato al Consejo de la Magistratura, Alberto Candioti fue apresado por delitos de lesa humanidad cometidos en la dictadura.

Celulares, frío y pocas cloacas
Analizamos los datos del Censo 2010 para las ciudades de Santa Fe y Santo Tomé. ¿Cuáles son las características generales de las viviendas en donde habitamos?

Cuando pica en la panza
Cocinar una ración con $3.70 por día, cuando los hay: el desafío de las ecónomas que alimentan a 180 mil chicos en los comedores escolares.

Cierre de listas con varias incógnitas
Las fuerzas políticas apuran las definiciones, a días de presentar los candidatos para las elecciones.

La noche de Pandora
Póker de sotas y Todos tienen algo que ocultar menos yo y mi mono, dos novedades en el éter y en Internet.

La cumbia y el barrio, en las tablas
Detripacorazón, el grupo de teatro comunitario del Birri, estrena obra.

Del diván a los estadios
Una de las bandas del momento, Massacre, volvió a Santa Fe con un show vibrante.

Qué me van a hablar de amor
Unión descendió al Nacional B, despues de una lenta agonía. Sin embargo, en las tribunas la hinchada hizo del canto y el aliento su consgina: una letra no puede cambiar la pasión.

Por una ciudad con nuevas lógicas
La Federación de Cooperativas MOI trabaja en nuestra ciudad desde 2009; recibieron la visita de la arquitecta e investigadora Mariana Enet, quien monitoreó sus actividades.

Finanzas para la sociedad
Un grupo de asociaciones de la ciudad articulan la implementación de un programa social que otorga créditos a microemprendedores. El Banco Popular: un banco con buena fe.

Y las Digresiones de Adrián Brecha junto a un especial de tiras de humor de Rebo Pérez, en nuestra página Cocoliche.

¿Qué bomba, eh?

Suscribite y recibilo en tu casa mandando un correo a pausadigital@gmail.com

Pausa #113 completo en pdf

El archivo completo en pdf de Pausa #113, si hacés click más abajo o si no acá.

Si no nos conocés, dale una hojeada. Y si te gusta: ¡suscribite! Mandanos un correo con tu dirección postal a pausadigital@gmail.com o dejanos un mensaje privado en nuestra página de Facebook.



martes, 28 de mayo de 2013

Ficciones de la ley

Escenarios virtuales: un mundo de consumidores despenalizados y proveedores castigados.

Por Juan Pascual

A mi amigo A. y sus historias de rock y patrulleros

Son 33 Rocas. Con eso hay que pagar la nafta y la mercadería. El repartidor tiene 25 años y sale en moto, lleva 33 bochitas de marihuana. Son los “25”, la dosis mínima común que cualquier fumador compra. De esas 33 bochitas, con mucha suerte obtendrá un 50% de beneficio. Depende de si tiene un ladrillo propio o si hace la movida para un tercero, que jamás se va a hacer rico por tener ese ladrillo de la suerte.
El miércoles 8 de mayo, en un operativo de saturación desarrollado por varios cuerpos de seguridad pública (entre otros, Infantería, Logística, Automotores, Comando Radioeléctrico y Motorizada) un repartidor, como aquel, perdió y cayó, con sus 33 bochitas, en Alsina y callejón Aguirre (Blas Parera al 8600, seis cuadras al este). Los Ángeles, San Cayetano, Estanislao López, Liceo Norte, Los Quinchitos, Santa Rita I y II, UPCN, Favaloro y Sayago: en ese territorio se llevó adelante la acción; la caída del repartidor de 25 años fue el elemento informativo más relevante en la noticia publicada sobre el despliegue de fuerzas.
¿Adónde iba este muchacho en moto, arriesgando su libertad por $ 1.650?

Enrosque
Desde 2012 hay en danza dos proyectos de ley para despenalizar la tenencia personal y el consumo de estupefacientes. Por fin, la figura del usuario de drogas apunta a salir del mundo penal: el consumidor no es un delincuente. Sin embargo, la figura de quien comercializa y provee estos consumos sigue destinada a la vigilancia y el castigo. “Queremos terminar con las cárceles llenas de consumidores en lugar de narcotraficantes”, es la frase que justifica la separación.
Las leyes no van detrás de los delitos. La acción maligna no es anterior a la construcción de una regla que la impugne. Es la ley la que denomina a los actos punibles, es la ley la que recorta qué (y a quiénes) se castiga y qué (y a quiénes) no. El pequeño hurto, el robo cotidiano, el malevo ajuste de cuentas y el duelo señorial no fueron delitos, sino prácticas comunes en nuestras sociedades. Fue la ley la que los recortó y los separó del ámbito de lo permitido.
Cada penalización, entonces, produce diferentes tipos de efectos, algunos impensados o, acaso, sólo imaginables en una apuesta de la ficción que abra a escenarios por fuera de los planteados por la racionalidad manifiesta de la ley. Además, están los modos de aplicación de la ley. ¡Maravillosos deltas! En 2007, último año de estadística de seguridad publicado por el gobierno de la provincia, se registraron apenas cinco usuras en todo Santa Fe. Sonría. O, enfocando a la prostitución penalizada: ¿alguna vez se escuchó de un consumidor de prostitutas que haya ido preso? Al revés, ¿cuántas veces se supo de travestis –ejerciendo o no la prostitución– en un patrullero?

Cuelgue
La ley 23.737, referida a los estupefacientes, produce estos segmentos en la prisión: en 2011, el año previo al diseño de los proyectos de despenalización, el 48% de los delitos ligados a las drogas fue por consumo, el17% por tenencia simple y el 34% por comercio o tenencia. Otro dato: poco más del 70% de las mujeres presas en cárceles federales están detenidas “por microtráfico o pequeña venta de drogas, lo que se explica por la persecución a loseslabones más débiles de la cadena”, según señaló Anabella Museri, investigadora del CELS.
¿Adónde iba este muchacho en moto, quiénes eran los 33 consumidores que lo esperaban con un Roca para tener algo de paraguayito por 15 días?

Locura
La despenalización es un avance en los derechos civiles e individuales. Por otra parte, aliviaría a la Justicia de un vagón de causas sin sentido. Sin embargo, a partir de la delimitación de su alcance es posible imaginar toda una serie de universos nuevos que produciría, justamente, la transformación legislativa. Y el eje de los efectos impensados de esta transformación está en esa separación: para el que consume, eventual tratamiento; para el vendedor, cárcel.
La primera, y obvia pregunta, es ¿a quiénes le van a comprar los consumidores? En el caso de la marihuana, la respuesta cae de suyo y es digna de celebración. Florecerá el autocultivo. Sea. Entonces, tenemos un jugador para inventar: el del comprador de cogollos. Aquella persona que es incapaz de hacer sobrevivir un helecho o una planta de perejil, ¿por qué no va a demandar, y pagar, a otra persona que tenga robustos y gigantescos plantones de cannabis? El cultivador ¿es entonces un traficante?
¿Adónde iba ese muchacho en moto, a llevar una bochita dentro de las zonas de abandono o a pasar raudo hacia la tierra alta y blanca, llena de Rocas y oportunidades?
La segunda: ¿qué sucede con las drogas que requieren elaboración química? La producción de cocaína requiere variadas materias primas, laboratorios, y luego está la distribución. Los consumidores de cocaína no se verían observados por el ojo de la ley, pero sí sus proveedores. La escena: tomo el auto, salgo hacia el bulevar, doblo en Freyre, agarro Mendoza, le doy al fondo. Pego pila de capuchones: la noche es larga, son muchos los amigos. Salgo. A mí no me pasa nada. Y si el lugar pierde, otro habrá, o un delivery. Y una trama de protecciones cayendo y rehaciéndose, mucho más ceñida porque se haría un foco mucho más nítido y recortado sobre el territorio a vigilar.
¿Cuántos años de cárcel por $1.650?
La escisión libera a unos y concentra en otros, pero los dos tienen una relación indisoluble, que los constituye mutuamente. Es inútil creer que una demanda, en este caso a un mercado, es falsa o se puede disolver. Más si es una que curtimos desde que somos animales parlantes. Luego, es fútil preguntarse si la despenalización fomentará o no la demanda. Lo que sí es cierto es que se puede imaginar un mayor enfoque en el acoso territorial de aquellas zonas donde se produce la venta. Aquellas zonas donde muchos habitantes pagarían cinco años de rejas por $1650 (y era una movida eventual, por lo general ni siquiera). Las zonas donde hay muy poco para elegir.
(Hipótesis Walter White. Hay una serie estadounidense, Breaking Bad, en la que un manso y triste profesor de química de secundaria, blanco, necesita una suma imposible de dinero para curar su cáncer. Deja de dar clases y comienza a fabricar cristal de metanfetamina, con la ayuda de un yonki que fue su alumno. Al laboratorio lo van desplazando por diferentes lugares, en muchas ocasiones lo enclavan en el medio de barrios blancos, barrios bien. El profesor luce respetable. ¿Por qué no abrimos una cocina en plena tierra alta, en las landas de los puros consumidores, si los patrulleros apuntan al oeste, oteando al abismo de abandono y tráfico?).

Bajón
El viajecito en patrullero por haber descartado un porro a puro miedo, justo cuando el coche pasa, es un garrón clásico del ritual de un kiosco a la tarde, en el fin de semana. La pifió, sacó la carga de su bolsillo y, encima, intentó un gesto disimulo. Los oficiales hicieron lo que a veces es una suerte de castigo administrativo –excepto por el detallecito de la pintura de dedos– o a veces se delira y termina en pabellón o sótano de comisaría.
La despenalización muestra otra veta de la ley, el seguimiento de lo que muchos hacemos. Muchos. Y cerca. La visibilidad y organización de la práctica presiona el cambio en el derecho. El horizonte en el consumo de marihuana luce amable, después de una transición de denuncias indignadas por las flores que crecen en esos cañaverales de aquel baldío. Con el resto de los consumos, queda una incógnita ¿es este el último momento de la reivindicación? ¿Va a ser negada la existencia de ese mercado? ¿Cómo va a funcionar el castigo por sostener esa demanda? ¿Qué va a pasar con los proveedores? ¿Dónde viven los que pierden, quiénes son? ¿Sacaremos la mirada de quienes serán los presos de nuestra libertad de consumo?

Publicada en Pausa #113, miércoles 15 de mayo de 2013

lunes, 27 de mayo de 2013

Drogas sin más persecuciones

Santa Fe adhirió a la Marcha Mundial de la Marihuana con una concentración en el Parque del Sur de la que participaron diferentes referentes de la despenalización.

Por Marcela Perticarari

Una tarde otoñal fue el marco del evento organizado en el Parque del Sur por la agrupación de cultivadores del Cuter Club y el Grupo de Despenalización de la Juventud Socialista. Allí se congregaron más de 200 personas para pedir –una vez más– la modificación de la ley nacional de Drogas y Estupefacientes 27.737. La movida se repitió en distintos puntos del país y logró reunir a miles de personas. “Queremos cambiar la ley porque no queremos más jóvenes presos por consumir. Queremos que se persiga a los narcotraficantes, a policías y a jueces corruptos. Despenalizar el consumo es combatir el narcotráfico. Una verdadera política de drogas, como temática compleja, debe ser también abordada desde una perspectiva integradora entre las políticas de salud pública, educativas y sociales”, se repetía cual mantra en cientos de muros de redes sociales que invitaban a la actividad local, que se realizó el sábado 4 de mayo en Santa Fe por segundo año consecutivo.
La ley sigue igual que hace 24 años, aunque hay dando vueltas por los despachos del Congreso de la Nación proyectos que plantean modificar la normativa: las iniciativas más destacadas fueron presentadas por la diputada Victoria Donda (FAP) y el senador Aníbal Fernández (FPV). En tanto, los enigmáticos cambios en la Sedronar no permiten visualizar aún si la agenda oficial tiende a profundizar un cambio o a congelar el debate por tiempo indeterminado.
Un dato que marca la contracara es que la Asociación Rosarina de Estudios Culturales, que aboga por la militancia y la lucha para la implementación de un nuevo paradigma en políticas de drogas más inclusivo, humanista y democrático, logró su personería jurídica a fines de 2012. También, el presidente del Concejo de Reconquista, Néstor Della Rosa, propuso que los hospitales distribuyan marihuana gratis: “La distribución tiene que ser controlada y planillada, sin costo para terminar con el negocio. Si se cae la caja se termina el dinero que puede corromper a algún desubicado de las fuerzas de seguridad, que son minoría pero que joden y mucho”. Y una noticia entrerriana podría marcar un camino en la jurisprudencia. Días pasados el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Paraná absolvió a dos personas imputadas por sembrar y cultivar 65 plantas de cannabis sativa en su domicilio. En el veredicto, los jueces hicieron una recomendación específica a la Policía de Entre Ríos: “Que extreme los recaudos necesarios previos al allanamiento de morada”. La Fiscalía había solicitado una condena de dos años de prisión en suspenso para ambos por considerarlos “coautores de la tenencia ilegítima de estupefacientes”. La defensa pidió la nulidad del procedimiento y la absolución, porque se usaba el cannabis como “infusión con fines de salud y no para drogarse o ser viciosa, y lo hizo en la intimidad de su casa, sin perjudicar a terceros”. 

Más visibles
Los organizadores del encuentro cannábico santafesino señalaron: “Se evidencia un claro fracaso de la ley en el abordaje de la problemática, dando muestras claras de su ineficacia y acentuando el paradigma represivo centrado en la persecución de los consumidores, verdaderas víctimas y último eslabón de la cadena, no logrando desarticular el mercado negro de drogas. El combate al narcotráfico requiere necesariamente de una política de Estado clara, la coordinación de los tres niveles de gobierno y una voluntad política real de dar una batalla sin trincheras”. Y agregaron: “Diferenciar el consumo del narcotráfico es el punto esencial para comenzar a dialogar. La educación y la información son herramientas necesarias para el debate. Por eso creemos que nuestro país necesita urgentemente que se apruebe la despenalización para consumo personal; una ley de prevención y atención de las adicciones; políticas educativas y de acceso a la información que apunten a la prevención; un Programa nacional de salud para la atención integral de usuarios (con tratamiento ambulatorios, y en consonancia con la Ley de Salud Mental) y discutir estrategias de reducción de daños”.
El abogado constitucionalista Rondina tomó la palabra en la segunda concentración cannábica local.

En diálogo con Pausa, Gerardo Picotto, de la Juventud Socialista, manifestó: “Cuando uno tiene la posibilidad de visibilizar un problema, también debe conseguir la adhesión de la gente, porque nadie resuelve ni saca una ley en soledad. Históricamente en Argentina todos los temas que fueron trascendentales, como el divorcio o las luchas del colectivo LGBTT, tuvieron un proceso: algunos salieron más rápido, otros más lento; pero todos tuvieron un quiebre que no fue político o legislativo sino que se generó dentro del movimiento. Hablo de la presión que esa gente genera y la constancia en el tiempo con el tema para que nadie se olvide. Por eso es necesario que la militancia se madure en los grupos y hay que entender que nuestro aporte, por más chico que sea, es el que empieza a cambiar para conseguir cosas”.
Desde el Cuter Club opinaron que “el desconocimiento rige todo lo que está pasando. Muchos relacionan la marihuana directamente con la droga, a la droga con el paco y al paco con la inseguridad, sumado a mucha prensa amarilla que le va comiendo la cabeza a la gente. Estamos dando a conocer la actualidad de la ley, para que nadie se deje vapulear por un policía corrupto o un juez de turno. Tanto la Sedronar como otros organismos van a tener que parar la pelota y sentarse a hablar para ver qué se puede mejorar. Este año decidimos concentrarnos en lugar de marchar para informar a la sociedad y no resultar chocantes”. También contaron que se llevó a cabo un encuentro donde se juntaron numerosos cultivadores “para familiarizarse y romper el hielo, para que no tengan miedo de hacer algo que no es más que defender nuestra libertad. Mucha gente entendió ese mensaje y se sumó a nuestra impronta”.
En el mitín estuvo presente el abogado constitucionalista Domingo Rondina, quien indicó que que “Santa Fe no se puede plantear separada del contexto jurídico nacional; no obstante, las provincias tienen que empezar a tener protagonismo en estas discusiones. Si estuviésemos hablando de la salud, no podríamos excusarnos como provincia de ayudar diciendo que tiene que encargarse la Nación: cuando se habla de derechos individuales, las provincias también tienen que participar y en ese sentido estaría bueno que la provincia tome decisiones y medidas que alienten a la gente al desarrollo del autocultivo. Me parece muy interesante esta actividad y es positivo que haya libertad para empezarse a reunir, para tratar estos temas que tienen que ver básicamente con la libertad de los argentinos”.
Sobre el consumo de las denominadas drogas duras, Rondina especificó que “En la causa Arriola, la Corte se cuidó mucho de no marcar ninguna distinción, sin siquiera mencionar a la marihuana; directamente se habló de estupefacientes y no estableció ninguna regla diferente. El criterio constitucional es el mismo”. Respecto de los detenidos y procesados por tenencia de drogas para uso personal, Rondina observó que “la Secretaría de Derechos Humanos tendría que acompañar a todos los detenidos y brindarles asistencia jurídica para que no sean encarcelados. El Estado tiene que comprometerse en el acompañamiento jurídico de las personas que ejercen sus derechos y las organizaciones también tienen que agruparse para brindar asistencia a quienes tienen problemas, hasta que los poderes del Estado se acostumbren a convivir con quienes hicieron una opción de vida diferente”.

La movida rosarina
La Red Argentina de Usuarios de Drogas y Activistas (Rarus) comenzó a gestarse seis años atrás y, tal como lo indica su nombre, trabaja con diversas instituciones del país, Latinoamérica y el resto del mundo. Oscar Montenegro, miembro de Rarus, explicó a Radio Nacional Santa Fe que “la organización paraguas es Input, el colectivo internacional de usuarios de drogas desde donde construimos la mayor parte de los activistas. El marco de la Marcha internacional de la marihuana, que comenzó a principios de los años 90 en Europa, se utiliza para reivindicar derechos humanos, trabajar sobre las problemáticas legales y sanitarias de los usuarios de drogas. En Rosario estas marchas se remontan a 2002, donde participaban pocas personas y la consigna era llevar algún disfraz: eso dice cuál era la visión que existía en ese momento de la sociedad. Pero día a día se fueron sumando organizaciones barriales y cannábicas que antes no existían, que han podido leer que en los barrios existe la problemática de las drogas, que no es un problema en el cual tenga que intervenir directamente la policía. Estamos hablando de drogas y no de narcotráfico. Cuando este problema necesita una contención, es la salud pública quien tiene que estar ahí”.
“El paradigma fue cambiando. La marihuana es la punta de lanza en esta lucha y hoy tiene tanta adhesión que se ven 100 mil personas en Buenos Aires y más de 8 mil en Rosario. Es fundamental que los usuarios de drogas salgan del closet para desmitificar el discurso que ha existido a partir de la “guerra a las drogas”, como mal se la conoce, porque en realidad la guerra contra las drogas terminó siendo la guerra contra los usuarios y no contra los carteles o los espacios de corrupción”, añadió.
Sobre los proyectos presentados en el Congreso de la Nación, Montenegro destacó la coincidencia de los distintos partidos políticos y detalló la iniciativa presentada por Rarus: “Nuestro proyecto de ley forma parte de un consenso de diferentes organizaciones sociales arraigadas en Rosario y Santa Fe. Golpeamos varias puertas, algunos legisladores fueron más reticentes pero en general tuvimos muy buena aceptación. Ahí se ve el cambio de paradigma, antes nos hubiesen cerrado la puerta en la cara. Creo que esto va a tener algún alcance, pero no es hacia donde estamos apuntando fuertemente porque una ley provincial puede servir de jurisprudencia pero ayuda en muy poco a la despenalización, para la cual tiene que existir una ley nacional. Las leyes sobre drogas hacen mucho más daño que las drogas en sí mismas, por eso queremos modificar la 23.737, que le da muchísimo lugar al narcotráfico”, finalizó.

Biblioteca

Bregando por la ilustración, la Juventud Socialista abrirá una biblioteca cannábica, de libertad sexual y derechos. “Fundamentalmente queremos plantear la discusión desde un lugar serio y, por más que tengamos las herramientas necesarias para investigar sobre la temática, también está bueno tener un lugar físico de referencia donde buscar algunas cosas. Y para demostrarle a la sociedad que nosotros no somos improvisados y que lo único que nos gusta es fumar marihuana. Nos interesa debatir y brindar herramientas de formación, dos cosas fundamentales que queremos hacer con la biblioteca”, argumentó Gerardo Picotto. Los jóvenes del PS están recaudando fondos con la adhesión de Cuter Club, una de las organizaciones que apoya la apertura de la biblioteca.

Publicada en Pausa #113, miércoles 15 de mayo de 2013

sábado, 25 de mayo de 2013

La luz al final del túnel


Infusión Kamachuí y su recital de presentación de Equinoccio I y II

Por Juan Almará
Fotos: Olivia Gutiérrez

Editar un disco conceptual doble en formato físico parece una idea poco factible en la era de la desmaterialización de la obra y la escucha fragmentada. Y más aun para una banda independiente. Infusión Kamachui desafió los convencionalismos y dio a luz a Equinoccio, dividido en dos actos. Y no conforme con eso, presentaron la obra en un escénico show realizado el 11 de Mayo en el Teatro Municipal 1° de Mayo.





La obra
Equinoccio es un viaje de la oscuridad hacia la luz, a través de una mirada crítica sobre el comportamiento de la sociedad actual. Musicalmente, la búsqueda de profundidad se materializa en una propuesta amplia, que en su interior cobija estilos disímiles, pero unidos bajo una idea madre que los vertebra. Es rock fusión, que incorpora elementos del folclore, el hardcore y el jazz, entre otros géneros. El grupo, que ya lleva ocho años de vida, se compone con Pablo Ignacio Ferreira (mejor conocido como PIF) en voz, Esteban Lagger en guitarra, Iván Wolkovicz en bajo y Luciano Dato en batería.
Con una puesta integral, que incluyó una destacada escenografía de telas blancas con manchas de colores, la bailarina Mari de Vega y el ya tradicional maquillaje –esta vez en forma de líneas rojas y azules– que atraviesa y cubre los rostros y torsos de los músicos en sus recitales, exhibieron los 13 temas que conforman los dos discos. Las canciones se sucedieron en el mismo orden que se encuentran en los álbumes, sin dar respiro siquiera para los aplausos, que explotaron con fuerza en el final.



Equinoccio I
La primera parte del show estuvo dedicada a Equinoccio I, editado a mediados del 2011. Pasadas las 21.10, la oscuridad de la sala fue desapareciendo a medida que una tenue luz roja se prendía lentamente e iluminaba a la bailarina que, a través de sus movimientos, daría lugar a “Contranatura”, la canción inicial. Una de los novedades de la noche fue la presencia de Carlos “Charlie” Bechi (integrante de Nuez y Synthetic Soul) como músico invitado a lo largo del todo el show en guitarra y sintetizadores.
PIF se mostró inquieto desde un comienzo, recorriendo todo el escenario y contorsionándose teatralmente según la exigencia de cada canción. En más de un momento, estiró sus brazos hacía lo alto, como si estuviera implorando la contención de alguna fuerza superior. Contó con un micrófono extra, ubicado a poca distancia del piso, desde el cual incorporaba efectos a su voz. Wolkovicz tampoco estaba dispuesto a permanecer estático e inspeccionaba las tablas llegando al punto de tocar arrodillado. Lo más destacado de esta primera etapa fue “Laberinto Sepia”, con su síntesis de folclore y hardcore y con una letra nacida de la confusión: “encerrado en tu propia mente / ¿qué peor laberinto existe? / no podés encontrar la llave / la incertidumbre insiste”. También, bajo un sonido ajustado y preciso, tuvieron su lugar “Al caer”, “Snöj”, “Realidad en torsión”, “Langosta roja” y “Muerte” En “Snöj” los instrumentos se fundieron en una larga zapada, mientras la vocalización de PIF se sumó para llevar la apuesta musical al extremo. Las diferentes atmósferas combinaban la calma acústica con la velocidad y la distorsión, en el marco de un Equinoccio I que puede describirse como un viaje intenso.

Equinoccio II
La nueva aparición de la bailarina Mari de Vega, está vez sobre el costado derecho del escenario, marcó el comienzo de Equinoccio II, parte segunda y final de la obra, editado el mes pasado.
PIF entabló un dialogo corporal a distancia con Mari, antes de dar comienzo a “Quisiste excavadores”, bajo un manto de luces amarillas. Las cuidadas armonías vocales de “Círculo puro” fueron uno de los momentos más importantes de este segmento. “Matisse” fue la última canción, casi una balada de clima jazzero y delicada lírica (“y aún deseo tu pecho de cuarzo sobre el mío”) sostenida en su final por un solo de Lagger.
Mientras PIF doblaba la melodía de la guitarra con su voz y extendía otra vez sus brazos, ahora intentando rodear a todo el auditorio, las luces del Teatro se fueron encendiendo para un final épico.



Luego de una interminable lista de agradecimientos a cargo Iván, el cierre vino de la mano de “Olhando as estrelas“, el potente cover en portugués de “Mirando las estrellas” de los locales Gastro, que ya es un clásico en los shows de Infusión. Un broche redondo para el que seguramente será recordado como el mejor recital de una banda santafesina en mucho tiempo. Una propuesta muy personal, que comprende al rock como un fenómeno cultural que se potencia y completa con la interacción del resto de las artes.

Publicado en Pausa #113, a la venta en los kioscos de Santa Fe y Santo Tomé.

viernes, 24 de mayo de 2013

Contra las naranjas de Cézanne


De la risa y la moral cuando al arte se le exige que no rasgue las certezas.

Por Mari Hechim (*)

“Nadie sabe lo que puede un cuerpo”. B. Spinoza

Hace unos días fuimos informados de que una ONG llamada Red de Contención contra la violencia de género había solicitado a un canal que se abstuviera de emitir el sketch “La nena” del programa Poné a Francella, por considerar que el mismo promueve el abuso de menores. Esta noticia abrió un debate que tuvo diferentes derivas: de qué se ríe la gente fue una cuestión interesante. Se decía, a este respecto, que no nos hace reir un chiste de desaparecidos, pero sí un chiste de Olmedo. Y que sería deseable una sociedad donde los desvelos de un señor adulto enamorado de una jovencita que lo llevan a vivir episodios bastante desopilantes, no nos causara ya gracia.
Puestos a imaginarnos cuáles son las obras que promoverían el mal en nuestra sociedad, se nos ocurrieron varias.
La primera que nos vino a la mente, a todos, ya que de pedofilia se trata, es Lolita, por lo cual la pasamos así nomás. Tachada.
Se atropellan los recuerdos: los desalmados que toman mate ignorando la muerte de Rocamadour, que incitan a no tomar en serio el desenlace de la vida de un bebé. El grupo amoroso en La Intrusa, que promueve el desatino de vivencias sexuales ilegítimas. El asado de El Entenado, que exalta un canibalismo que deleitaría a Jeffrey Dahmer. 
Y qué decir de los clásicos. Por fortuna los niños no leen la Divina Comedia, porque la lectura del Infierno atormentaría de pesadillas sus noches. Antígona, que glorifica la rebelión contra el Estado. Pasemos por sobre Edipo Rey, tan obvio. O de todas las obras sobre la saga de la familia de Orestes y Electra, que glorifican el matricidio. Ni hablar, tampoco, de Shakespeare: ya pinta con grosería la figura de un judío, ya apuesta por el magnicidio, hace triunfar la locura de los celos. Y La Fierecilla Domada!
¿Y por qué Cervantes nos propone que la literatura te puede enloquecer? Cuando sabemos que mejora la inteligencia, y refina el espíritu.
Cuando Cézanne pinta naranjas, discrimina a los tomates.
Cuando Van Gogh pinta cuervos, discrimina a las palomas.
Cuando Turner pinta el mar, discrimina a las montañas.
Tengo más. Tengo una frase de la web: “Sócrates, por todos es sabido, era un individuo bastante feo. A Nietzsche le llamaba la atención que lograra sobreponerse a su propia fisonomía, pues de una naturaleza tan poco bella, nada ‘bueno’ cabría esperarse”. Y en un parrafito tenemos dos perlas de inusitado brillo. Una, es obvio, Nietzsche discriminador. La otra es un lugar común de “nuestra” cultura. La ecuación belleza igual bondad.
Y éste es el verdadero problema.
La belleza no tiene nada que ver con la moral. El lazo entre el bien, la verdad y la belleza pierde sus orígenes en aquellos griegos. Y en el transcurso del tiempo, no se deshizo, de tal modo que es hoy un lugar común de la cultura.
En el prólogo a la tercera edición de El nacimiento de la tragedia, Nietzsche dice que en su libro es el arte, no la moral, la actividad propiamente metafísica del hombre; que sólo como fenómeno estético está justificada la existencia del mundo. Y que la antítesis a esta justificación estética del mundo es la doctrina cristiana, “la cual es y quiere ser sólo moral y con sus normas absolutas, ya con su veracidad de Dios por ejemplo, relega el arte, todo arte, al reino de la mentira, es decir, lo niega, lo reprueba, lo condena”, lo cual es coherente con su odio por el mundo, por la belleza y la sensualidad, toda vez que proponen que en el cielo encontraremos “una vida mejor”.
Para Nietzsche, su libro está escrito contra la moral, levantando una doctrina y una valoración puramente artísticas, anticristianas, que denominó “dionisíaco”.
“Con sus dos divinidades artísticas, Apolo y Dioniso, se enlaza nuestro conocimiento de que en el mundo griego subsiste una antítesis enorme, en cuanto a origen y metas… esos dos instintos tan diferentes marchan uno al lado de otro, casi siempre en abierta discordia entre sí y excitándose mutuamente a dar a luz frutos nuevos y cada vez más vigorosos, para perpetuar en ellos la lucha de aquella antítesis, sobre la cual sólo en apariencia tiende un puente la común palabra ‘arte’: hasta que, finalmente, por un milagroso acto metafísico de la ‘voluntad’ helénica, se muestran apareados entre sí, y en ese apareamiento acaban engendrando la obra de arte a la vez dionisíaca y apolínea de la tragedia ática”. Se trata, entonces, de dos figuras opuestas: una, la de Apolo, representa el “sosiego solar, bañado en la solemnidad de la bella apariencia”, es el dios del sueño, del sol, de la luz, es mesurado y sabio; en cambio, Dionisos es el dios de la embriaguez y el éxtasis, del desorden, de la desmesura.
“Las fiestas de Dionisos no sólo establecen un pacto entre los hombres, también reconcilian al ser humano con la naturaleza. De manera espontánea ofrece la tierra sus dones, pacíficamente se acercan los animales más salvajes: panteras y tigres arrastran el carro, adornado con flores, de Dionisos. Todas las delimitaciones de casta que la necesidad y la arbitrariedad han establecido entre los seres humanos desaparecen: el esclavo es hombre libre, el noble y el de humilde cuna se unen para formar los mismos coros báquicos. En muchedumbres cada vez mayores va rodando de un lugar a otro el evangelio de la ‘armonía de los mundos’: cantando y bailando manifiéstase el ser humano como miembro de una comunidad superior, más ideal: ha desaprendido a andar y a hablar. Más aún: se siente mágicamente transformado, y en realidad se ha convertido en otra cosa. Al igual que los animales hablan y la tierra da leche y miel, también en él resuena algo sobrenatural.
Se siente dios: todo lo que vivía sólo en su imaginación, ahora eso él lo percibe en sí. ¿Qué son ahora para él las imágenes y las estatuas? El ser humano no es ya un artista, se ha convertido en una obra de arte, camina tan extático y erguido como en sueños veía caminar a los dioses”. (No me pude resistir a citar este texto tan bello).
Dionisos viene del Asia, en donde es un tosco culto que habilita el desenfreno de los instintos inferiores. En Grecia, con el abrazo de Apolo, que hasta entonces es el dios del arte, se convierte en una festividad de redención del mundo, pues envuelve a Dionisos en el “más delicado de los tejidos”. Y ambos se potencian mutuamente: mientras más crece el espíritu apolíneo, más libremente se desarrolla Dionisos; “al mismo tiempo que el primero llegaba a la visión plena, inmóvil, por así decirlo, de la belleza, en la época de Fidias, el segundo interpretaba en la tragedia los enigmas y los horrores del mundo y expresaba en la música trágica el pensamiento más íntimo de la naturaleza, el hecho de que la ‘voluntad’ hila en y por encima de todas las apariencias”.
Apolo salva a Dionisos de su “desgarramiento asiático”.
Y toda esta bondad se ciñe en la tragedia y se termina con Sócrates y con Eurípides. La tragedia dará lugar al diálogo platónico. De allí en más, el espíritu dionisíaco permanecerá obliterado por el triunfo de la razón, que ofrece luz para oscurecer el absurdo, el verdadero horror de la existencia, de la culpa, del destino.
¿Quedó allí, promediando el siglo XIX, esta concepción todavía extraña, del arte –y del mundo? ¿Hubo reverberaciones en nuestros siglos de esta percepción que exalta la unión del equilibrio y la desmesura como lo auténticamente artístico? Quizá se volvió más nítida la frontera que separa la belleza de lo bueno. Supongo que restalla en la inflexión que se impuso al mundo “después de Auschwitz”, donde la razón mostró su naufragio y advinó otra manera de hacer arte.
En nuestra época, las teorizaciones de Deleuze y Guattari nos recuerdan, quizá con palidez, la ferocidad de Nietzsche. En este momento recuerdo la cita que hacen de D. H. Lawrence, quien afirma que los hombres crean incesantemente paraguas para resguardarse de la intemperie, y que son los artistas los que rasgan los paraguas para permitir que un poco de caos ventoso, nos alcance. Los paraguas de Apolo, el caos de Dionisos.

(*) Licenciada en Letras y docente de la UNL.

Publicada en Pausa #113, miércoles 15 de mayo de 2013

miércoles, 22 de mayo de 2013

El terciario camina para el norte


Una demanda con cinco años de historia: la educación superior para los barrios que más lejos están del centro. Piden que el compromiso del gobierno se exprese por escrito.

La comunidad educativa del norte de la ciudad aguarda una definición oficial sobre la apertura de aulas radiales de nivel terciario. En las últimas reuniones que mantuvieron con funcionarios del Ministerio de Educación se confirmó el lugar: la escuela Yapeyú. La decisión política está tomada, aseguraron desde la cartera educativa. Pero los promotores de la iniciativa quieren un compromiso por escrito antes de las elecciones, para asegurarse de que no sea sólo una promesa de campaña.
La apertura de carreras terciarias o cursos de capacitación permitirá a más de cien mil vecinos de 20 barrios del noroeste acceder a la educación superior. Por ello, el grupo de cooperadores, docentes y alumnos que trabajan en la campaña “Quiero el terciario en la zona norte” llevaron la propuesta al Ministerio de Educación –donde lograron una primera respuesta después del cambio de ministra, a fines del año pasado– y también al ámbito legislativo, donde se tendrán que definir los últimos detalles de la iniciativa, como la creación de cargos y horas cátedra.
El objetivo es que se dicten carreras como Enfermería y Profesorado de nivel Inicial y Primario, que aparecen entre las más demandadas. Los responsables de la campaña parten de un dato: de los 29 institutos terciarios que funcionan en la ciudad, sólo dos –el Almirante Brown y el San Roque– están ubicados al norte del bulevar. Una definición positiva beneficiará a vecinos de 20 barrios: Yapeyú, San Agustín I y II, Loyola, Estanislao López, 20 de Junio, Juventud del Norte, Las Lomas, Los Troncos, Acería, Las Flores, Sarmiento, Las Ranitas, La Tablada, Eva Perón, El Abasto, Bobbio, Monseñor Zaspe, Cabaña Leiva y Recreo Sur, que tienen pocas chances de cursar carreras de nivel superior, en parte, por las grandes distancias con los centros educativos.

Reclamo de larga data
La movida empezó en 2008. Ese año se ingresó un primer proyecto al Ministerio de Educación, que fue rechazado por cuestiones formales en 2010. Entonces, la comunidad educativa se organizó para darle fuerza al reclamo y elaboró una nueva iniciativa. En 2012 hubo una manifestación en la Legislatura y se produjeron los primeros encuentros con miembros de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, que comprometieron su apoyo.
En diciembre, tras la designación de Claudia Balagué al frente del Ministerio en reemplazo de Letizia Mengarelli, hicieron los primeros contactos directos con funcionarios de la provincia. Ya en 2013 se sucedieron las reuniones mientras la comunidad educativa llevaba el reclamo a las calles. Hubo una volanteada, en marzo, en Gorriti y Blas Parera y el mismo mes se realizó un festival artístico. Semana a semana se suceden las asambleas en la que los vecinos discuten sobre los pasos a seguir.

Las volanteadas en el barrio de “Quiero el terciario en la zona norte” contaron con amplia adhesión de los vecinos para con la propuesta.

En paralelo, se realizaron dos reuniones con funcionarios. La primera, en el Ministerio de Educación, de la que participaron el secretario de Enseñanza Privada Germán Falo y el secretario de Innovación Educativa y Relaciones Institucionales de la provincia Oscar Di Paolo. Luego esos funcionarios, acompañados por la nueva secretaria Educación Superior, Irene López, visitaron la escuela Yapeyú y confirmaron ante docentes, directivos y cooperadores que la decisión de abrir aulas radiales ya está tomada y que la intención es comenzar los primeros cursos en 2014.
Antes, la comunidad educativa deberá realizar un nuevo relevamiento –entre los adultos que concurren al Eempa que funciona en la escuela Yapeyú y los estudiantes de quinto año de los establecimientos secundarios de la zona– para detectar cuáles son las carreras con mayor demanda. En 2012 hicieron un primer relevamiento: Enfermería, Profesorado y cursos de capacitación en oficios aparecen como prioridades.
Para los docentes de la escuela Yapeyú, es importante que la apertura de carreras sea en las condiciones adecuadas. En el barrio hay severos problemas, como la violencia doméstica y las adicciones, que alejan a los jóvenes del sistema educativo. La única intervención del Estado, fuera de la escuela, es el centro de salud, que cuenta con pocos recursos y no está en condiciones de afrontar demandas complejas.
Ante ese escenario, la profesora Eliana Dreher –una de las impulsoras de la iniciativa– opinó que son necesarios equipos socioeducativos que acompañen el proceso y ayuden ante las dificultades que puedan presentar los estudiantes. “El objetivo es que terminen lo que empezaron; si no hay demanda, nos dijeron que pueden cerrar las aulas”, alertó la docente.

En las cámaras
Mientras la comunidad educativa del norte avanza en las gestiones ante el Ejecutivo, la Legislatura se hizo eco del reclamo. La diputada Patricia Gazcué presentó un proyecto de comunicación el 19 de abril en el que solicita que “el Poder Ejecutivo, a través del organismo que corresponda, evalúe la posibilidad de poner en funcionamiento aulas radiales terciarias de los Institutos N° 8 Almirante Brown, N° 12 Gastón Gori, N° 27 César S. Vázquez, N° 32 General José de San Martín, N° 46 Domingo Silva y de la Escuela Superior de Enfermería Rosa Carmen All”.
En el proyecto también se plantea la necesidad de que “el Ejecutivo evalúe destinar los medios imprescindibles y las horas cátedra necesarias para que los docentes de esos institutos se desempeñen en las aulas radiales terciarias, como así también crear un cargo administrativo para llevar a cabo las tareas correspondientes”.
Entre sus fundamentos, la diputada sostiene: “Tenemos que garantizar a nuestra población el acceso a la educación y, en ese sentido, el distrito noroeste de la ciudad de Santa Fe evidencia, desde hace algunos años, la necesidad de creación de aulas radiales terciarias porque el número de estudiantes secundarios que desean superarse y buscar para su futuro una estabilidad laboral y económica más digna ha crecido considerablemente”.
“Debido a la realidad social y económica de las personas que habitan los barrios del noroeste y al hecho de que los centros de formación terciaria o de capacitación laboral se encuentran casi exclusivamente en la zona céntrica, resulta prácticamente imposible para ellos ejercer el derecho a la educación: por un lado, porque no pueden afrontar los gastos de traslado; por otro lado, por la inseguridad que no les permite reingresar al barrio a altas horas de la noche”, agregó la legisladora.
“Casi el 90% de pobres y desocupados habita en el cordón oeste de la ciudad de Santa Fe, la mayoría en situación de pobreza estructural. Los más afectados son los niños que se ven obligados a enfrentar responsabilidades de adultos, como conseguir el alimento y cuidar a sus hermanos pequeños, lo cual trae aparejado graves consecuencias a su desarrollo, generando repercusiones negativas para su futuro. Tenemos que ofrecerles alternativas para responder al trabajo digno y estable”, continuó Gazcué.
“Al respecto, solicitamos aulas radiales terciarias que faciliten el acceso a la educación de nivel superior. Se ha propuesto la escuela N° 265 Yapeyú que funciona en horario diurno hasta las 18 y que por la noche se encuentra completamente ociosa. Además, cuenta con aulas, laboratorio, biblioteca, cocina, comedor, aula de informática y sanitarios, favoreciéndola aún más su construcción relativamente nueva y que llegan hasta allí dos líneas de colectivos que permiten un mayor acceso desde zonas más periféricas”, fundamentó la diputada.

Publicado en Pausa #113, a la venta en los kioscos de Santa Fe y Santo Tomé.


martes, 21 de mayo de 2013

Nuevas masculinidades se buscan


¿Cómo se construye la diferencia de género? ¿Qué lugar tienen la escuela y los medios? Entrevistamos a Juan Carlos Volnovich, un especialista que visitó nuestra ciudad.

Por Marcela Perticarari

Socialmente está aceptado que la categoría de género fue creada para explicar que el papel social asignado y ejercido por las mujeres y los hombres no es producto de diferencias biológicas naturales ni de sexo, sino el resultado de construcciones sociales y culturales asumidas históricamente. Dicha categoría permite visibilizar determinadas desigualdades entre mujeres y hombres, por lo cual es preciso comprender a qué responden y cómo se construyen esos desequilibrios, pero también es necesario identificar deseos y potencialidades para desarrollar una equidad verdadera. El concepto de masculinidad está tan arraigado en la cultura occidental que se naturalizó, y cuestionarlo constituye un enorme desafío. Pero los datos apuran la discusión, porque Santa Fe está rankeada como la segunda provincia del país en la que se producen más femicidios.
En nuestra ciudad el debate se intensificó desde la charla “Nuevas masculinidades. Hacerse varones heterosexuales: machismo y violencia”, organizada por la delegación local del Inadi , que tuvo como objetivo comenzar a discutir sobre la construcción cultural del género varón como una posibilidad de cambio real. Uno de los panelistas, el psicoanalista especializado en infancia Juan Carlos Volnovich, señaló: “Pareciera que hay una masculinidad tradicional que va cambiando, pero lamentablemente esos cambios terminan neutralizados”.

Gatopardismo y cambios
“Vivimos bajo dos grandes sistemas de dominio y de explotación: el capitalismo y el patriarcado. Hay momentos en los que parecería que estos sistemas empiezan a cambiar, de hecho el siglo XX estuvo protagonizado por la idea de que existía otro sistema, el socialista, que podía competir con el capitalista. Pero hoy en día que el capitalismo se ha globalizado, coincide con esta condición del patriarcado global, que en la historia de la humanidad casi diría que es más natural y esencial que el propio capitalismo porque no se conoce cultura donde no haya estado vigente el patriarcado”, dijo Volnovich a Pausa.
El psicoanalista destacó que “el patriarcado tiene enormes recursos como para transformar esos cambios en ‘cambios gatopardistas’, es decir que algo cambie para que todo siga igual. Por ejemplo, a principios del siglo XX, las mujeres no entraban a la universidad. La primera mujer graduada de médica, Cecilia Grierson, obtuvo su título en 1906 pero recibió un certificado académico porque no podía ejercer ya que significaba tocar el cuerpo, y eso no podía hacerlo una mujer. Hoy en día, más del 50% de la matrícula de la Universidad de Buenos Aires, en carreras como medicina, está compuesta por mujeres. Esto podría significar que ha habido un avance muy notable en el lugar de la mujer en el espacio público y profesional. Sin embargo, cuando la mujer entra a la universidad, el poder ya no pasa por ahí: la pirámide jerárquica, a medida que empieza a subir, cada vez se masculiniza más, al punto tal que el rector de la UBA siempre ha sido ‘el’ rector. Todo esto dentro de un espacio que cuando estaba dominado por varones tenía un enorme prestigio y poder; y hoy en día, a medida que se va feminizando como práctica, tal como sucedió en la educación, tiende a desvalorizarse. Esto es parte de los enormes recursos que tiene el patriarcado para neutralizar esos cambios que podrían augurar que hay una nueva masculinidad o una nueva relación un poco más respetuosa entre los géneros. Pero la globalización capitalista significó también la globalización de las redes de trata de mujeres y niñas para ser prostituidas. Y tengo derecho a sospechar que estas nuevas masculinidades son más viejas que nuevas”.
—¿Desde dónde se puede vislumbrar un cambio entonces?
—Quienes trabajamos en estas cuestiones pensamos que el primer paso es la visibilización de fenómenos que han estado siempre cubiertos, con la intención de denunciarlos para tratar de llegar a un camino de mayor igualdad de derechos, justicia y obligaciones entre varones y mujeres, independientemente de la clase social o etnia a la que pertenezcan. Una de las desigualdades fundantes tiene que ver con la crianza de los niños. Las diferencias sexuales y biológicas hacen que los hombres no se embaracen, así que tanto el embarazo como el parto y el puerperio pasan por el cuerpo de una mujer. Pero que todos hayamos sido paridos por mujeres no explica por qué en todas las culturas a lo largo de la historia hemos sido criados por mujeres. No se conocen culturas o sociedades donde los hombres se hayan hecho cargo de los niños desde los primeros momentos de su nacimiento, a pesar que las necesidades que tiene un recién nacido pueden ser satisfechas tanto por un hombre como por una mujer. Entonces, hasta que no se trabaje sobre la responsabilidad que cae sobre las mujeres en cuanto a la crianza de los niños y no sea una actividad compartida, no va a haber cambios significativos.
El psicoanalista expresó que “esto fue muy evidente a partir de la década del 50 del siglo XX, donde las mujeres occidentales empezaron a incorporarse masivamente en la esfera pública, al trabajo productivo, se profesionalizaron y hubo una apertura muy grande en cuanto a la ruptura de la esfera de la esclavitud doméstica. Pasar a la esfera pública fue un avance muy grande, pero la trampa fue que simultáneamente con el desempeño de esas actividades no se aliviaron las tareas domésticas y recayó sobre las mujeres la doble jornada de trabajo, porque la tarea del cuidado de los niños sigue reposando sobre las mujeres”.
“Si hay un punto para trabajar, ése es la necesidad de que los varones nos involucremos en la crianza de nuestros hijos desde que nacen, no como una ayuda sino como parte de nuestra responsabilidad. Eso no se resuelve con leyes porque no hay modificaciones en el imaginario social”, subrayó Juan Carlos Volnovich.

Se hace camino al andar. El colectivo de Varones Antipatriarcales de Rosario marcha con sus hijos.

Los medios y la escuela
Consultado por el rol de los medios de comunicación ante esta realidad, el especialista opinó: “Creo que en algunos aspectos estamos mucho peor. Y con eso me refiero a Tinelli, a la pornografía, a la popularización de los ‘gatos’, de figuras como las ‘botineras’ y mujeres que inundan los medios de comunicación. Es absolutamente escandalosa la utilización de los ideales estéticos por la manera de convalidar y naturalizar circuitos de prostitución, sobre todo porque esto se acompaña con la incorporación de nuevas tecnologías, con las redes de trata y el sexo online. Se han capitalizado las nuevas tecnologías para incrementar esa industria”, lamentó Volnovich.
—¿Y la educación formal qué hace frente a los estereotipos?
—A la escuela le toca un lugar muy complejo. Sarmiento fue una figura muy polémica, pero gracias a él tenemos una educación gratuita, obligatoria y universal para todos. Con una mirada rápida, podría pensarse que hay una mayor igualdad entre niños y niñas porque a todos se les pone un guardapolvo blanco. Sin embargo la situación residual de la diferencia de género en esa educación se expresa muy bien. Lo puedo graficar así: cuando yo iba a la escuela tenía un guardapolvo blanco que se abrochaba adelante y las nenas usaban uno que se abrochaba atrás, con un moño. Ese solo dato ya marcaba una dependencia porque yo me podía abrochar solo y las nenas necesitaban de alguien que les ate el moño. En el recreo, la gracia de los varones era desatar el moño hasta que descubrimos que las nenas habían desarrollado una habilidad increíble que consistía en hacérselo solas. Con ese dato pequeño vemos una connotación ideológica de diferenciación que tiene su lectura positiva y negativa, porque al mismo tiempo que dependen de alguien, a la vez le generan una habilidad y un talento para compensar ese déficit.
“Soy un defensor de la escuela pública, gratuita y de la igualdad de derechos frente al conocimiento, pero debo admitir que descubrieron que, por características tradicionales de la adquisición de identidad de género, los varones y las mujeres no se apropian igualmente de los saberes. Se cree que las matemáticas son patrimonio de los varones y las mujeres aprenden menos que ellos, razón por la cual en algunos países desagregan por género porque las mujeres solas aprenden ciencias duras mucho más que cuando están con varones. Acá dicen que los varones triunfamos porque somos inteligentes y las mujeres porque son aplicadas. Si uno quiere sacar chapa de varón tiene que ser atorrante y no tiene que ser aplicado; en general el desempeño de los hombres se da en picos, es decir que las materias que nos gustan las estudiamos y las que no nos gustan las despreciamos y nos va mal, aunque nos guste competir y rivalizar. En cambio las mujeres tienen un desempeño mucho más estable en cuanto a asignaturas. Y eso está empezando a cambiar por la presión de estos grupos de varones, y ciertos estereotipos tradicionales, como la pubertad y la adolescencia cargada de excesos. De esta manera las mujeres acceden a comportamientos tradicionalmente masculinos y los sobreactúan, por ejemplo bebiendo alcohol en exceso: para que las chicas sean incorporadas a ciertos grupos dominados por determinados estereotipos masculinos, tienen que ser excesivas y de esa manera son aceptadas”, reflexionó Volnovich.
“La escuela puede ser un espacio que tienda a la igualación, pero que estén todos con guardapolvos blancos no garantiza que estemos en camino de que esa institución se convierta en una institución igualitaria porque las maestras son siempre mujeres”, concluyó el psicoanalista.

Publicado en Pausa #113, a la venta en los kioscos de Santa Fe y Santo Tomé.

Densa neblina sobre los armados

Las elecciones se acercan, pero las listas están lejos de llegar a acuerdos firmes. El PDP y el PRO jaquean la estructura del Frente Progresista. El PJ se desgaja en internas.

Por Ezequiel Nieva

A medida que se acerca el cierre de listas para las elecciones nacionales y provinciales, empieza a entreverse el armado de cada espacio político. Todavía quedan muchas definiciones, que terminarán de configurar el escenario de cara a las primarias del 11 de agosto y las generales del 27 de octubre.
Como toda elección intermedia, donde no se ponen en juego cargos ejecutivos, resultará dificultosa para los distintos oficialismos. A nivel nacional, el gobierno juega su última carta para una eventual reforma constitucional que habilite un tercer mandato para la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Esa variable influye en las estrategias del kirchnerismo local pero, sobre todo, del resto de las fuerzas políticas, que aunque compiten entre sí coinciden en que hay que ponerle límites al gobierno de Cristina. Esa condición, previa a cualquier plataforma, habilitó negociaciones cruzadas impensadas tiempo atrás, como el posible acuerdo entre el PRO y el PDP, que aún forma parte del Frente Progresista.
Binner y Barletta dilatan el lanzamiento por las dificultades que tienen con sus aliados.

En la provincia no sólo se definirán las alianzas electorales; los comicios también son el plebiscito del gobierno de Antonio Bonfatti y una medida de referencia para la candidatura presidencial de Hermes Binner, que enfrentará al candidato resultante de la interna peronista y al líder del PRO santafesino, Miguel Torres del Sel, agrandado por los 615 mil votos logrados en 2011.

Al ritmo del PRO
El proclamado acuerdo de unidad del PJ provincial aparece dinamitado por distintos lados. Oscar “Cachi” Martínez quiere ir a internas contra la lista que preparan Agustín Rossi y Jorge Obeid, en la que confluirían la mayor parte –ya que no todos– las líneas internas del partido identificadas con el gobierno nacional. Por el peronismo no kirchnerista, el ex aliado del PRO Osvaldo Salomón –apoyado por el candidato presidencial José Manuel de la Sota– ensaya un armado con los reutemistas desencantados con Del Sel y compañía. El ex Midachi también hurga el mismo target: le ofreció al ex presidente del PJ Ricardo Spinozzi, un histórico del reutemismo, un espacio en la lista de diputados nacionales.
No obstante, el PRO juega a varias puntas. El operador macrista Emilio Monzó negocia con el PDP para sumar a la esperancina Ana Copes –en 2011, compañera de fórmula del socialista Rubén Giustiniani en la interna que terminó ganando Bonfatti– en la misma lista.
¿Y Reutemann? Despertó del letargo durante el debate por la reforma judicial con fuertes críticas al supuesto intento oficial de cooptar la Justicia, algo que en la provincia sonó cínico. Esa reaparición en el Congreso alentó al peronismo anti K y al propio Del Sel, beneficiario directo, en 2011, de aquella definición del Lole: “Soy peronista, no kirchnerista”. Ambos espacios esperan su bendición.

El juego de Cachi
Con María Eugenia Bielsa lejos de escena, “Cachi” Martínez dio por inaugurada la interna del PJ orgánico. El diputado nacional planteó que la unidad que proponen Rossi y Obeid “no contempla a todos” y, sin sacar los pies del plato, anunció que su fuerza –100% Santafesino– pedirá neolemas al PJ.
La estrategia se decidió durante el encuentro que reunió a casi 500 dirigentes de todos los departamentos de la provincia en la Asociación Empresaria de Rosario. “Somos peronistas y moviminetistas. Nuestro desafío es claro y tiene como objetivo la construcción de una provincia segura y en paz”, arengó Martínez.
Alejado definitivamente del reutemismo, orgánico del kirchnerismo nacional, transitorio aliado del rossismo en la Legislatura provincial, “Cachi” Martínez quiere disputar el liderazgo del peronismo con un discurso ortodoxo. Para ello propone “construir un proyecto que transite por una ancha avenida entre el estrecho sendero del acuerdo Rossi-Obeid y el infértil camino del antiperonismo”.
Cachi Martínez piden neolemas en el PJ.

“Solicitaremos la habilitación de los neolemas, como en su momento se hizo para permitir la participación del rosismo y del reute-obeidismo en 2009”, planteó el ex senador del departamento General López, José Chippoloni. “Es el reconocimiento de los demás espacios que quieran disputar lugares para concejales y legisladores nacionales y que no coincidamos con lo que algunos definen como unidad pero que, claramente, sabemos que no contempla a todos”.

El Frente en la encrucijada
A nivel nacional coinciden en su posición respeto a la re-reelección, pero sólo en Santa Fe radicales y socialistas compartirán listas. En el resto de los distritos arman por separado. Comparten con el macrismo y otras fuerzas de la oposición un discurso a favor de las instituciones de la República, que entienden avasalladas por el kirchnerismo.
En Santa Fe el acuerdo para replicar en las legislativas nacionales el frente que gobierna la provincia parecía sencillo, pero a menos de un mes del cierre de listas aún no está definido. El dilema, del cual el PDP es un actor central, tiene en vilo el lanzamiento del binomio Binner-Barletta, con el cual el Frente Progresista pretende marcar terreno de cara a 2015.
El PDP pospuso hasta fin de mes la definición en torno a la estrategia para los comicios locales y nacionales. El PRO quiere sumarlos, Binner les ofreció el quinto lugar en la lista de diputados nacionales detrás de dos socialistas, un radical (Barletta) y un dirigente de la Coalición Cívica (Pablo Javkin o Carlos Comi).
El sábado 11 de mayo, 120 dirigentes de la Junta Provincial del PDP se reunieron en Rosario para analizar la situación del partido. Hay malestar porque aspiraban a algo más que el quinto lugar –se renuevan nueve bancas y culmina el mandato del único diputado nacional del partido, Carlos Favario– y por los pocos espacios ofrecidos para las listas de concejales en Santa Fe y Rosario.
La Junta Provincial decidió un cuarto intermedio para que el Congreso partidario defina la propuesta. La convocatoria sería para el 26 de mayo o el 1º de junio. El 2 de junio vence el plazo para la constitución de alianzas electorales y, si se concreta el acuerdo entre el PRO y el PDP, el Frente Progresista deberá realizar una nueva inscripción como alianza electoral, ya que no contaría con una de sus fuerzas.
El acuerdo que propicia el macrismo tiene el doble objetivo de sumar nuevos dirigentes y, al mismo tiempo, debilitar el armado del Frente Progresista. Si se concreta, esa lista no podría ser liderada por el binomio Binner-Barletta ya que según la legislación vigente la nueva alianza electoral deberá llevar a una mujer en segundo lugar.

Publicada en Pausa #113, miércoles 15 de mayo de 2013

lunes, 20 de mayo de 2013

Cine Club festeja sus 60 años


Es la pantalla con más historia en la ciudad, y una de las más importantes del continente. Próxima celebración de los cinéfilos que nos abren el ojo.

Este mes uno de los cineclubes más importantes del país y de latinoamérica, por su programación, por la cantidad de socios y por su rica historia, llega a su cumpleaños 60. Seis décadas de trayectoria, para una institución cultural que se sostiene por el puro esfuerzo de sus socios, es un logro digno de ser festejado. Más si ese cine club es nuestro, el Cine Club Santa Fe (CCSF), la mítica agrupación que todos los jueves le da vida al cine América y lugar a lo mejor de la filmografía mundial.
Corría 1953 y en su primera asamblea se congregaron figuras de los anales de la cultura local como Miguel Brascó, Susana Murúa, José María Paolantonio y Paco Urondo. También, al poco tiempo, allí estuvo el gran Fernando Birri. Y, desde el comienzo estuvo su primer presidente, Alberto Nícoli, quien el 24 de mayo de ese año tuvo el honor de inaugurar las funciones del club con la proyección de Los asesinos están entre nosotros, de Wolfgang Staudte. Entonces, este 24 de mayo habrá una cena de celebración en el Salón de Usos Múltiples del Molino Marconetti, donde los socios compartirán recuerdos e imaginarán futuros.
60 años. Los tiempos eran otros; las vanguardias realmente repercutían en el plexo de la cultura conservadora. En una entrevista realizada por Marilin Pérez, actual secretaria general de Cine Club y especialista en la historia de la institución, Nícoli recordó cómo “el diario en vez de poner los títulos de las películas ponía que iba a haber cine de vanguardia. Entonces ahí nos caían a controlar. Recuerdo que una vez vino la policía, y los hicimos pasar. Agarramos y pasamos una película densa, aburrida, después habló Paolantonio y luego pasamos otra película. Ahí agarran, se levantan y nos dicen ‘Muy interesante las películas, es una lástima pero nos tenemos que ir’. Se fueron y pasamos Buñuel, Un perro andaluz. Otra vez quisimos pasar El Acorazado Potemkim. Había que pedir permiso en la Municipalidad. Allí nos dicen que estaba prohibida desde los años 30. Yo por ese entonces tenía un programa del cine Lorraine de Buenos Aires, donde habían pasado la película, que decía ‘Perón cumple, Evita dignifica’. Entonces voy de nuevo y llevo ese papel y digo, ‘¿Pero cómo, así que usted está en contra de la política cultural del general Perón?’.”.

La purretada loca de 1961 sale de una función de Cine Club Infantil.

Como muestra de la movida, basta un breve listado de algunas de las pelis que se pasaron en ese primer año: El silencio es oro, de René Clair, Larga es la noche de Carol Reed, Intolerancia, Pimpollos rotos y El viejo excalibur de D.W. Griffith, Iván el terrible y El acorazado... de Einsestein, La batalla del riel de Clement, Obsesión de Visconti.
Una tradición que hoy se mantiene en los ciclos de Cine Estudio, donde se revisan filmografías, estéticas, corrientes y géneros con rigor y minuciosidad, DeSvelado, que anticipa lo que con el tiempo se vuelve filmografía de culto, o las habituales funciones de jueves, sábado y domingo, la delicia de los socios del club, que siempre se sostuvo con precios populares: para las funciones comerciales hoy las entradas son de $27 la general y $18 para los socios, quienes tienen el beneficio de entrar gratis a todos los ciclos y funciones regulares, que representan la mayor parte de la programación. Con $35 por mes degluten el sabor sutil de la luz en la cámara oscura.

La fiesta
En diálogo con Pausa, el actual presidente del CCSF, Guillermo Arch, nos dio mayores detalles sobre la celebración: “En la cena se va a presentar un trabajo de investigación sobre la historia del CCSF, con mucho material fotográfico. Vamos a tener espectáculos de gente amiga, de socios que se ofrecieron desinteresadamente a animar el encuentro. También se gestionó un matasellos conmemorativo como el que se hizo cuando cumplimos 50 años”. Se pronostica para el 24 una prolongada trasnoche después de la comida, por una tarjeta casi al costo.
La actividad del CCSF el último año fue imparable. Y hubo otras buenas fiestas, como la semana Kusturica. O el Día de Cine Santafesino, cuando en la sala y la calle se recordó con alegría el estreno de Tire Dié y la vida del querido Juan Carlos Arch, el presidente que sostuvo al CCSF por 40 años, en tiempos muy difíciles. Pero también está el cambio de las viejas butacas, el aumento en la cantidad de socios y una sala cada vez más llena. “Estamos cambiando el aire acondicionado y terminando la segunda etapa de las butacas, que empieza en septiembre. Todo con recursos propios. Apuntamos a la iluminación de la sala y a cambiar las alfombras. Se hace posible porque la masa societaria ha crecido bastante. Hoy estamos arriba de los mil socios”, agregó Guillermo Arch.



Los socios, protagonistas
“Hubo momentos en los cuales sino hubiese sido por un montón de voluntades que se juntaron, esto no seguía. Por ejemplo, la compra de esta sala en 1982 fue un huir hacia delante frente a la posibilidad cierta de que te cierren. Acá hubo socios que pusieron sus casas en garantía para sacar créditos para comprar la sala del América”, recordó Arch.
—¿Cómo se atrae al público, existiendo la posibilidad de ver cine en el hogar?
—Para reivindicar el hecho de ver cine en el cine se necesita llegar por otro lado al público, y tal vez, ese público llegue un poco más tarde, pero lo haga. Por ejemplo, toda la propuesta del espacio DeSvelado tiene que ver con obras cinematográficas que narrativamente está dirigida a un público que tiene otro tipo de inquietudes que ver una buena película en términos clásicos. Esa ha sido la estrategia: salir a buscar al público e identificarlo. En realidad, no lo identificamos nosotros: son fenómenos que aparecen y que se analizan constantemente. Y afortunadamente, superamos lo que nos proponíamos. Por lo menos en términos estructurales. Hoy llegamos a los mil socios, es todo un desafío porque hay que mantenerlos.

Publicado en Pausa #113, a la venta en los kioscos de Santa Fe y Santo Tomé.

domingo, 19 de mayo de 2013

Escolazo Maya

Por Adrián Brecha

Mes del Perro Cristal Blanco, o Tognoli Universal. Sello sagrado del amor incondicional. Compañía espectral a toda hora. Flores de sencillez. En el tono tres generalmente da ocupado. Análogo: oráculo. Guía: el propio poder duplicado. Antípoda: es el opuesto en el planeta. Oculto: si no se reconoce vuelve a dormirse. Lo posible es modificable.

Lagarto
(13 de diciembre al 9 de enero)
Viven en una continua búsqueda interior. Quieren saber adónde van, cuál es su destino en la vida. Generalmente vienen del placard de otro. Su personalidad camaleónica les permite disfrutar los asados en plena armonía.

Gorila
(10 de enero al 6 de febrero)
La característica principal es la inquietud. No cesa hasta encontrar el pelo al huevo. Todo es un reto. Cada día hay algo nuevo por discutir. Sin embargo, su actividad le impide a veces reflexionar si tiene sentido o no lo que hace.

Halcón
(7 de febrero al 6 de marzo)
Este signo está bendecido por el don de la buena suerte. Durante la juventud son revolucionarios. Cuando se inscriben en el monotributo, maduraron. Seres de mucha visión y difíciles en las primeras horas de la mañana.

Jaguar
(7 de marzo al 3 de abril)
Hay dos tipos de jaguares: excéntricos y convencionales. A veces estas dos personalidades conviven en el mismo cuerpo. A los primeros les gustan las fiestas, a los segundos los automóviles exóticos y la ropa sesentera. Preferencia por las ciencias sociales.

Zorro
(4 de abril al 1 de mayo)
Tradicionalistas y conservadores, quieren casarse, tener un trabajo seguro y con éste tener los recursos económicos para poder disfrutar de sus hijos. Son ideales para ser presentados como pareja a los padres. Tienen cierta debilidad por rascarse los pies.

Serpiente
(2 de mayo al 29 de mayo)
En el fondo, la serpiente es una romántica total, pero como es justamente tan sensible es que se pone a la defensiva. Gustan del humor burdo, pueden pasarse toda una noche viendo a Corona.

Ardilla
(30 de mayo al 26 de junio)
Charlatanes. Les cuesta guardar un secreto, hacen del rumor una realidad y consiguen desparramar sus dichos. Su mayor afición es la charla distendida. Generalmente, trabajan en medios masivos o hacen del Facebook un trabajo.

Tortuga
(27 de junio al 25 de julio)
La tranquilidad del hogar les place por encima de todas las cosas. El trabajo lento y constante es el que le gusta, ya que no confía en los resultados rápidos y fáciles. Uno de los signos sabios para los mayas, suelen trabajar en atención al público.

Murciélago
(26 de julio al 22 de agosto)
Luchador, emprendedor, de fuerte carácter, el murciélago nació para ser un héroe. Prueba de esto es Bruno Díaz. Líderes innatos, centrarán la atención de quienes les rodean. Dar órdenes y tomar decisiones les cuesta demasiado poco.



Escorpión
(23 de agosto al 19 de septiembre)
Inspira a su respeto y temor. Se les quiere o se les odia. Críticos con la gente que les rodea, odian las estridencias. Prefieren pasar desapercibidos, les gustan los lugares húmedos y oscuros.

Venado
(20 de septiembre al 17 de octubre)
Es el ser más sensible y delicado de todo el zodíaco maya. Gracias a Walt Disney es visto como frágil, asustadizo y muy bello interiormente. Cuidadoso por su imagen personal, estará siempre impecable. Nunca les pidan un mango.

Lechuza
(18 de octubre al 14 de noviembre)
Todos caen ante la mirada de la lechuza. Su poder cautivador dejará indiferente a muy pocos. Soñadores, viven la vida a pleno. Tienen cierta tendencia a no convidar su porción de papas fritas y es muy difícil que entreguen el control remoto.

Pavo real
(15 de noviembre al 12 de diciembre)
Su destino es Hollywood. Estrellas en bruto esperando a ser descubiertas, gozan de diferentes estrategias para llamar la atención, desde los chistes hasta los dramas, aunque lo que les va es el humor. Difícilmente logren mantener un trabajo por mucho tiempo, pero son ideales para tomar unos mates.

Publicado en Pausa #113, a la venta en los kioscos de Santa Fe y Santo Tomé.